ALFREDO

Este lunes al mediodía se presentó de manera oficial en el salón de Plenos del Concello, la IX Edición de la Marcha Cicloturista de Oia, que se celebrará el próximo domingo 18 de julio en horario de mañana, con salida en el Monasterio y final en el Campo de fútbol.

La prueba contará con un recorrido total de 103 kilómetros por la comarca del Baixo Miño, pasando por los Concellos de Oia, O Rosal, Tomiño y A Guarda. Tras una primera parte neutralizada por la costa entre Oia y A Guarda, el pelotón cogerá rumbo a O Rosal por Pancenteo, y después a Tomiño por Goián, donde empezará en el ecuador de la jornada, el tramo libre, que este año es hasta la línea de meta.

Los participantes afrontarán una ruta corta de 72 kilómetros con la única ascensión al Alto de Vilachán do Monte desde Vilameán, antes de regresar a Oia por A Valga. Los ciclistas que estén más en forma, tendrán una ruta media de 80 kilómetros, que presenta junto a Vilachán do Monte, el Alto de Mavia como gran dificultad montañosa, antes de regresar a Oia.

La mayoría de los participantes harán la ruta larga de 103 kilómetros, que junto a los puertos de Vilachán do Monte y Mavia, ascenderán el de A Cruz de Pau, recorriendo la Etapa 20 de la Vuelta España del 4 de septiembre a su paso por Oia y Tomiño. Tras las tres cotas de montaña, los participantes acumularán 1800 metros de desnivel positivo.

La novedad de este año son la presencia de premios intermedios, tres metas volantes al paso por Burgueira, Loureza y Torroña, junto a los Premios de Montaña al coronar el primer ciclista los altos de Vilachán, Mavia y A Cruz de Pau. También serán agraciados los participantes más jóvenes y veteranos en participar en la prueba, el equipo más numeroso, y el que proceda de más lejos, todo ello en una ceremonia protocolaria final a las 14 horas.

Al acto de presentación acudieron el Presidente del Team Oiense y Organizador del Evento, Aser Estévez, el Padrino de la Marcha, el triatleta profesional tudense, Gustavo Rodríguez, la Diputada Provincial, Olga García, la Alcaldesa de Oia, Cristina Correa, y el Concejal de Deportes, Modesto Pereira.

Al igual que en la edición del 2020, se pondrá en marcha un estricto protocolo anticovid, para garantizar el buen desarrollo de la prueba. Todos los participantes pasarán un test de antígenos previo, se mantendrán las distancias de seguridad, se elimina la comida posterior a la marcha, y la mascarilla será obligatoria antes y después de la prueba.

Se espera alrededor de 150 participantes de toda Galicia y algunos puntos de la geografía española como Asturias o Cataluña, entre ellos, destacable la alta participación femenina, que va creciendo año a año.