ALFREDO // Procesión del Santo Entierro en el interior del Templo de Baiona

Las distintas parroquias de O Val Miñor celebraron este Viernes Santo las tradicionales procesiones con lluvia, fe y devoción.

La primera en celebrarse fue la de Santa Eulalia de Camos, Nigrán. La parroquia recuperaba el año pasado el tradicional Desenclavo de Cristo tras años sin celebrase. Los rayos de sol permitieron la celebración de la procesión donde asistieron centenares de fieles.

ALFREDO // El tradicional Desenclavo de Cristo en Camos

En Baiona, las lluvias no permitieron la celebración de las procesiones del Santo Entierro y de la Soledad, que se celebraron dando las imágenes tres vueltas en el interior del Templo, acompañadas por el Coro de Homes “Voces Baionesas”.

En Gondomar, la lluvia dio una pequeña tregua y permitió la celebración de la Procesión de la Esperanza, después de la ceremonia de la Pasión y Muerte del Señor.

CEDIDA // Procesión de la Esperanza en Gondomar