Archivo

Las alcaldesas de O Rosal y Tomiño y sus homólogos de Tui y A Guarda, mantuvieron esta semana una nueva reunión virtual en el marco de la Mancomunidad Intermunicipal del Baixo Miño, en la que acordaron sacar un bando para apelar a la responsabilidad del vecindario para que esta eche una mano en la limpieza de las entradas de parcelas que den a la vía pública, teniendo en cuenta de que, debido a la crisis del coronavirus, los municipios aún no tienen funcionando a las personas contratadas a través del Plan Concellos de la Diputación para trabajar en la calle, desbrozando o limpiando. A esta situación se suma el hecho de que en muchos ayuntamientos algunos de los operarios de limpieza son personal de riesgo y se vieron reducidas las plantillas municipales.

En la videoconferencia hubo tiempo también para compartir los planes de reactivación económica en los que cada ayuntamiento está trabajando, y coordinar acciones comunes de cara a conseguir la apertura del paso fronterizo de Cerveira-Goián, que permita ir y venir a los trabajadores transfronterizos, sin tener que desplazarse hasta el puente internacional de Tui-Valença. “Continuamos moi preocupados pola situación das persoas que traballan do outro lado da fronteira e o que pedimos é que se habilite outro paso, controlado eficazmente para que só estas persoas poidan cruzar e desempeñar a súa labor profesional, como ocorreu en Villanueva del Fresno (Extremadura), grazas ás peticións do presidente desa Comunidade”, comentaron los regidores tras la reunión.

Al mismo tiempo, en la reunión, los mandatarios hablaron de las medidas de  desescalamiento que van a tomar respeto de los trabajadores municipales; entre ellos, la de favorecer el teletrabajo, intentando conciliar la vida laboral y familiar de los empleados municipales y al mismo tempo volver a la normalidad para atender a la ciudadanía, tanto a las personas que lo necesitan por el tema de la crisis, como a aquellas que requieren  acompañamiento y apoyo para reactivar a sus actividades empresariales y profesionales.

Por último, se abordó el tema de los mercados ambulantes, “que nos parece un lugar complicado para cumprir con todas as medidas de seguridade e desinfección, tal como están configurados eses mercados nos nosos concellos por iso agardamos ter máis instruccións. Estamos dacordo en que as actividades que se vaian reanudando o fagan con todas as garantías para evitar posibles contaxios”, señalaron los alcaldes y alcaldesas en una valoración posterior a la videoconferencia.