ALFREDO

La Mancomunidade do Baixo Miño muestra su malestar por la falta de información de la Xunta de Galicia en lo referido al inicio de la nueva concesión de transporte público en la comarca. La complejidad de la página ofrecida por el ente autonómico para informarse de las nuevas rutas y horarios resulta flagrante, especialmente para la gente mayor que emplea el servicio.

Ya son varios los vecinos que transmitieron sus quejas después de estar esperando en su parada debido al desconocimiento de los nuevos horarios y a la confusión que genera la deficiente información que se les ofrece, dada la inexistencia de folletos ni otro tipo de material informativo en las estaciones de autobuses ni en las paradas.

La información sólo es accesible para el público de manera online, lo que no tiene en cuenta la brecha digital que padecen buena parte de las personas que emplean el servicio. Incluso así, si un usuario quiere informarse a través del sitio web de la empresa concesionaria, Lugove, este sólo verá un mensaje que lo informa de que el sitio web se encuentra en construcción. La única manera que la Xunta de Galicia ofrece para conocer las nuevas rutas y horarios es mediante laweb bus. gal. Esta solo ofrece unos documentos descargables que presentan una complejidad manifiesta en la estructura en la que aparecen organizadas las líneas y horarios, convirtiendo el acceso a la información de los usuarios en una experiencia insatisfactoria.

Con respeto a la nueva organización del transporte, desde la Mancomunidade valoran positivamente que se tuvieran en cuenta en el nuevo plan algunos de los alegatos presentados por la entidad el pasado año, como por ejemplo la merma del precio de los billetes o el aumento de frecuencias hacia el Hospital Álvaro Cunqueiro y el CUVI. No obstante, consideran que desde la Xunta no se están solucionando los problemas que impiden que la comarca esté bien comunicada, especialmente en lo que se refiere a la cuestión de las frecuencias, donde hay una pérdida clara en algunas líneas, especialmente en el horario de mañana.

Al mismo tiempo, la petición de ofrecer una solución para que alumnado del IES de A Sangriña procedente de otros Concellos pudiera ir al centro escolar se cumplió sólo parcialmente, dado que los residentes de muchas zonas de la ribera del Miño no podrán acceder a este servicio por la incompatibilidad existente entre las líneas que cubren estos territorios y el horario escolar. Además, también se detectan defectos en muchas de las líneas circulares, donde las frecuencias son muy insuficientes, lo que impide que mucha gente que las emplea para poder hacer gestiones en las villas luego no tenga manera de volver.