BAI SEN PULGAS

La nueva Ley de protección y bienestar de los animales de compañía de Galicia que la Xunta aprobó recientemente, ha puesto en pie de guerra a las protectoras de animales que ven en este nuevo estatuto “un negocio con la privatización de dichas asociaciones”.

En un comunicado, las protectoras afirman que “este proyecto de ley no solo contraviene y empeora la anterior ley 1/1993 en la mayor parte de su tratado, sino que pretende hacer negocio con el abandono de los animales promoviendo la creación de centros autorizados. También pretender entregar estos servicios en manos de empresas privadas y poniendo palos en las ruedas a las asociaciones de protección y defensa animal. Personas individuales animalistas que llevan años dejándose la piel asumiendo y haciendo de forma altruista y desinteresada el trabajo que les correspondía atender a las administraciones y gobiernos de turno”.

“Ante tal despropósito”, aseveran, “queremos manifestar nuestro total y radical rechazo a este proyecto y pedimos que su exposición pública y el conocimiento de dichos artículos por la ciudadanía, pongan de manifiesto su rechazo social, obligando a la reconsideración y cambio del actual proyecto”.

Estos son algunos artículos de la nueva Ley de protección y bienestar de los animales de Galicia:

  • Queda prohibido la violencia contra los animales y las condiciones higiénicas o sanitarias inadecuadas.
  • Obliga a la identificación de perros mediante microchip y su inscripción en el registro gallego de identificación de animales de compañía.
  • En el caso de animales potencialmente peligrosos, se fija la obligación de contar previamente con una licencia municipal para tener un perro de estas características. Deberán circular en las vías públicas y en los espacios de uso público en general, atados con correa de no más de dos metros y provisto de bozal.
  • Se prohíbe la adquisición de animales de compañía por menores de 16 años, salvo que cuenten con la autorización de su tutor legal.
  • Queda prohibido el transporte en los maleteros de los vehículos totalmente cerrados y sin ventilación adecuada.
  • Queda prohibido el abandono animal.
  • Queda prohibido emplear animales en atracciones de feria.
  • Queda prohibido regalar animales como recompensa o como premio en eventos o atracciones públicas.
  • Queda prohibido la utilización de animales en peleas, fiestas o espectáculos que lleven consigo malos tratos.
  • Queda prohibida la entrada y permanencia de animales de compañía en cualquier local destinado a la fabricación, venta, almacenamiento, transporte o manipulación de alimentos.
  • Queda prohibido ejercer la mendicidad o cualquiera otra actividad ambulante utilizando animales como reclamo.
  • Queda prohibido alimentar animales en espacios públicos sin la correspondiente autorización municipal.
  • Queda prohibido dar una educación agresiva, estresante o violenta a los animales.
  • Queda prohibida la cría con fines comerciales de animales de compañía. Sólo se podrá efectuar en establecimientos autorizados.
  • Queda prohibida la compra y la venta ambulante de animales de compañía.
  • Queda prohibido llevar animales domésticos sueltos en las vías públicas. Estos animales deberán llevar correa.
  • Los Concellos tendrán la obligación de recoger a los animales domésticos abandonados y los acogerán hasta que sean reclamados por los dueños.

Los importes de las multas van de 100 a 500 euros en el caso de las infracciones leves; de 501 a 5.000 euros en el caso de las graves; y de 5.001 a 30.000 euros para las muy graves.