Archivo

El número de visitas en los meses de julio y agosto de 2021 de la oficina de turismo del Concello de Baiona ha superado en un 125% los niveles de 2020 en plena pandemia generada por el Covid-19.

Un total 17.900 personas han pasado por las instalaciones del Paseo Ribeira para solicitar información en su visita a la Real Villa, frente a las 7.973 que se registraron en el mismo periodo del año 2020, según los datos facilitados por el departamento municipal de turismo.

La recuperación del sector turístico se aprecia en este año en comparación con el pasado. El balón de oxígeno lo está siendo el viajero residente en España, en base a las estadísticas elaboradas por el servicio municipal reflejan que el  90% de los visitantes de julio y agosto son de origen nacional. Por comunidades autónomas, destacan los procedentes de Madrid, País Vasco, Cataluña y Castilla León.

Las principales diferencias atendiendo a las procedencias radican en que en 2020 hubo más afluencia de personas procedentes de Galicia y en 2021 aumentaron en más del doble las llegadas procedentes de las comunidades autónomas del levante y sur del país, sobre todo, de Cataluña que este verano se posicionó como una de las principales procedencias en la afluencia de la oficina.

Es importante señalar que  los excursionistas de día, aunque lejos de llegar a los números habituales de otros años, comienzan a tener una presencia más representativa. Con respecto a los excursionistas de grupo, destaca Portugal, que retoma poco a poco las visitas organizadas a Baiona, sobre todo, el fin de semana y Reino Unido, marcado por la llegada de algún crucero al puerto de Vigo en el mes de julio.

En cuanto a la procedencia internacional, también se aprecia la recuperación en comparación con el pasado. Por países, Portugal, Francia y Reino Unido son en ambos años los principales emisores de turismo a Baiona pero, este año, seguidos muy de cerca por Italia y Alemania. En 2021 se recibieron visitantes de 42 países diferentes (21 en 2020 y 52 en 2021).

Estas cifras son una parte de los que visitan Baiona, ya que muchos otros tantos veraneantes ya conocen la villa de otros años y no suelen pasar por la oficina de turismo del municipio.

En cuanto a la tipología de alojamiento elegido, el hotel y el camping se sitúan en el ranking. A continuación, con gran presencia, se encontraría al Parador, autocaravanas, pero también la segunda residencia y el alquiler de viviendas, apuntan desde el concello.

La ocupación media de los establecimientos hoteleros de la villa en el mes de agosto fue de 95%, liderando la ocupación en agosto de la Provincia de Pontevedra. La ocupación de este mes supera a la de los años anteriores a la pandemia, 75% en 2020 y 88% en 2019. A estos datos hay que sumar la pernoctación en autocaravanas, fuera del camping, la segunda residencia y los alquileres de viviendas particulares y de uso turístico que, según diversos informes inmobiliarios, se agotaron durante el mes de agosto. En el mes de julio fue del 85%, situándose también en pódium de la provincia. En julio de 2020, la ocupación media fue del 58%. En julio 2019, la ocupación media fue del 67%.

“El punto más positivo es el aumento del porcentaje de turistas alojados en Baiona así como el porcentaje de ocupación hotelera. El porcentaje de ocupación tanto de julio como de agosto es el mejor en los últimos 5 años, es decir, mejora los números de antes de la pandemia. Nuestra constante apuesta por la calidad y de destino seguro hace que no sólo lleguen nuevos visitantes a Baiona, sino que aquellos que ya nos conocen vuelvan a elegir como destino vacacional«, señala el Alcalde, Carlos Gómez Prado.

El regidor destaca la importancia de la «buena promoción» de este destino como «destino de calidad, seguro, sostenible y multiexperencial» que se refleja en el hecho de que el 90% de los visitantes fueron nacionales con una media de edad entre 36 y 60 años, que permanecen en la localidad entre 7 y 15 días, manifestando un interés prioritario por el ocio.

Según el regidor, los datos muestran que en muchos parámetros incluso se supera a los datos de antes de la pandemia con Baiona liderando la ocupación hotelera y recibiendo visitantes, sobre todo, de origen nacional.

Según ha explicado, se trata de «un salto importantísimo» con respecto a julio del 2020,, «lo que sitúa a Baiona como un destino muy potente y resiliente«, valora Gómez, que se ha mostrado convencido de que «cuando finalice la temporada turística que está a punto de llegar a su fin, Baiona estará muy bien posicionada en Pontevedra, Galicia y en el conjunto del Estado».