Investigan la aparición de neumáticos en los montes de Gondomar
ALFREDO // El presidente de la Comunidad de Montes de Couso, Xosé Antón Arauxo, con ruedas que tiraron en el monte

Los Comuneros y la Comunidad de Montes de Couso, Gondomar, están de enhorabuena. La ONU los acaba de elegir como ejemplo mundial de gestión comunal y reconocen su labor por la conservación de las especies autóctonas y la eliminación de invasoras. De esta forma, pasa a ser una de las seis Comunidades de Montes con la distinción ICCA (Áreas Conservadas por Comunidades Locales) declaradas en España hasta la fecha por Naciones Unidas Medio Ambiente (UNEP-WCMC).

La ICCA del Monte Veciñal en Man Común de Couso es una entidad de gestión comunitaria, que ha abordado un ambicioso programa para eliminar especies invasoras como las acacias o el eucalipto de su territorio. La comunidad ha establecido sendos convenios con Verdeval, una asociación de custodia del territorio para la recuperación de espacios degradados, y con la Universidad de Vigo, para la eliminación de especies invasoras.

La comunidad de Couso es pionera en la diversificación de los usos del monte, para cultivar productos que tienen alta demanda en el mercado, como frambuesas, arándanos o setas de la variedad Shiitake, productos que suelen tener mucho más valor agregado que los productos forestales tradicionales. Hace más de cinco años que la comunidad de Couso ha ido reemplazando gradualmente su masa forestal de especies pirófilas (que facilitan y se benefician de la propagación del fuego) por árboles de hoja caduca, como robles o castaños, que ofrecen espacios comunes más agradables y son menos propensos a los incendios forestales. La comunidad de Couso, planea comenzar a recolectar y comercializar castañas en breve, que son muy demandadas como producto gallego de calidad.

¿Qué es una ICCA?:

ICCA es una abreviatura de uso internacional para las “Áreas Conservadas por Comunidades Locales y Pueblos Indígenas”. Para que un territorio se considere ICCA debe cumplir tres características: 1. Debe existir una comunidad bien definida que esté vinculada a un territorio bien definido; 2. Esta comunidad debe disponer de un sistema propio de gobernanza (sistema de reglas y toma de decisiones, solución de conflictos, etc.) y 3. Este sistema debe tener un resultado positivo en términos de conservación de la naturaleza (e.g. gestión sostenible, restauración ambiental, etc.) y medios de vida para la comunidad (e.g. bienestar, empleo de calidad, salud, tejido social, etc.).