Concello de Tui
ALFREDO // Concello de Tui.

En el pleno extraordinario celebrado ayer en Tui, todos los grupos de la oposición votaron en contra de los pliegos de licitación del servicio de limpieza viaria del Concello, así como la aprobación inicial de la Ordenanza contra la contaminación acústica, rechazo que el Gobierno municipal ve con preocupación.

El Gobierno municipal apuesta por la licitación del servicio de limpieza viaria con un doble objetivo. Por una parte, solucionar la actual situación irregular en la que se presta el servicio, ya que el contrato data de 2006 y tenía una duración de 4 años, y por otra, para mejorar las condiciones de limpieza en el municipio, tanto en el casco urbano como en las parroquias, contemplando actuaciones que hasta ahora no se realizaban.

El importe del contrato que figura en los pliegos es de 227.712,16 euros anuales con una periodicidad de 4 años prorrogables durante un período de dos años más.

El alcalde de Tui, Enrique Cabaleiro, explica que “aunque el importe de la licitación es superior al actual contrato realmente no se produce un gran incremento en el coste del servicio ya que hay trabajos de limpieza que ahora no están recogidos pero sí se realizan y que tienen que ser abonados levantando los reparos de intervención”.

Según Cabaleiro, “el objetivo es buscar la limpieza y la excelencia en los servicios públicos del municipio teniendo en cuenta la vocación comercial y turística de la ciudad”.

Por otra parte en el que se refiere a la ordenanza contra la contaminación acústica con el nuevo texto se busca cumplir el establecido por la ley en esta materia, ya que la ordenanza existente no se adapta a la normativa en vigor. La nueva ordenanza daría respuesta a las necesidades actuales del municipio y sería el primer paso de cara a la elaboración de mapas y zonas de ruidos, que por su importancia medioambiental, patrimonial tengan que tener especial protección acústica.

En el amplio texto se recoge el desarrollo técnico de la ordenanza y se detallan aspectos específicos como por ejemplo la insonorización de nuevas edificaciones. El fin último es la conciliación del derecho al descanso de la población con otras actividades que pueden generar ruidos.