CEDIDAS // Piscinas Municipales de Tui

Los Concellos de Salceda de Caselas, O Porriño, Tui, Arbo, Creciente, As Neves, Mondariz y Salvaterra de Miño han emitido un comunicado conjunto anunciando la no apertura de las instalaciones de las piscinas municipales este verano como medida ante la pandemia del COVID 19.

Según explican los alcaldes, la decisión se toma «tras un exhaustivo análisis de la situación, una vez se recibieron los protocolos elaborados desde el Ministerio de Sanidad , que establecen unas condiciones a las que a día de hoy difícilmente pueden acceder los diferentes Concellos por la multitud de normas que recogen: las contínuas labores de limpieza y desinfección, la distancia de seguridad dos metros establecida entre las personas usuarias de las piscinas, las limitaciones del tiempo de permanencia en las instalaciones o la limitación del aforo a un tercio como máximo, hace que el acceso a las piscinas se convierta casi en un privilegio a lo que poca gente podría optar«.

La medida, tomada codo a codo por los diferentes Concello, primó «ante todo la seguridad de las personas que acudan a las piscinas municipales«. También se tuvo en cuenta «el objetivo fundamental de estas instalaciones de ocio: que las personas vayan a disfrutar de un momento de tranquilidad, lo cual también se vería interrumpido por las continuas labores de desinfección y limpieza que se tendrían que llevar a cabo obligatoriamente, así como por las restricciones de usos de instalaciones necesarias como aseos, duchas y vestuarios».

Para estos Concellos «es fundamental garantizar la seguridad del vecindario por lo que, de abrirse las instalaciones se aplicarían con rigor las medidas establecidas, lo que imposibilitaría el disfrute de un mayor número de vecinos que no podrían usar las mismas o, de hacerlo, tendrían que observar las normas restrictivas de uso por culpa del Covid 19″.

El cierre será aprovechado por los distintos Concellos para acometer las mejoras necesarias para que las piscinas municipales puedan volver a abrir cuando la situación así lo permita, y «puedan hacerlo con todas las garantías sanitarias«.