Gracias a la iniciativa “Un Nigrán para todos” promovida por el Concello y el Centro de Educación Especial Juan María, la planta baja del consistorio reabrió esta semana completamente renovada después de dos meses de obras para eliminar barreras físicas y sensoriales.

La nueva planta baja reabre como un espacio abierto y moderno, eliminándose todas las zonas acristaladas con el objetivo de facilitar la comunicación entre los trabajadores y los vecinos. Así, se renovó todo el mobiliario y a lo largo de un gran mostrador, presenta una zona más baja para poder ser empleado por las personas que usan sillas de ruedas donde se ubica el personal del área económica, departamento de atención ciudadana y el registro.

Otro de los objetivos de esta reforma integral son los baños que ahora son totalmente adaptados y mismo con cambiador de pañales.

En esta obra no sólo se eliminaron todas las barreras físicas, si no también las sensoriales. Así, el diseño de los pictogramas que indican cada departamento o espacio se hizo conjuntamente con un equipo de trabajo de “Un Nigrán para todos” con el objetivo de que pueda ser comprensibles para todas las personas, sin necesidad de leer.

Por otra parte, se amplió y se sustituyó la puerta de entrada y se eliminó el peldaño semicircular existente del interior. Además, se incluye un sistema de renovación del aire, un sistema de falso techo con aislamiento acústico, se cambió el pavimento por un antideslizante y se sustituyó la iluminación eléctrica por LED.

La obra, con un coste de 132.995 euros financiada por la Diputación de Pontevedra, no se limitó al Concello, si no que también a sus cercanías. Su entorno, con gran tráfico peatonal debido a la presencia del colegio Humberto Juanes, era compartido indistintamente por vehículos y personas, fundamentalmente niños. Así, se abrió el espacio necesario para la construcción de aceras que discurren desde la Plaza del Concello, cerca de las escuelas infantiles y antiguas casas de los maestros, lo que permite un acceso peatonal al colegio completamente seguro para los escolares, al tiempo que se de la más protagonismo a la Plaza.