CEDIDA // Castillo de Santa Cruz (archivo)

La Policía Local de A Guarda advierte de la presencia de un elevado número de orugas procesionarias del pino en el interior del recinto del Castelo de Santa Cruz.

Por este motivo, y a pesar de que ya se están tomando medidas para la erradicaciones de esta plaga, se aconseja precaución a la hora de entrar en la fortaleza, con especial atención a los niños, pues el pelo de esta orugas puede ocasionar irritaciones o reacciones alérgicas en las personas.

Asimismo, la procesionaria puede resultar tóxica para los animales de compañía, por lo que desaconseja esta zona como recorrido de paseo con los perros y otras mascotas evitando, para mayor seguridad, todas las áreas con pinos.