La Policía Local de Tomiño realizando una prueba de alcoholemia (Archivo)

Sobre las 16:45 horas del jueves 20 de junio, la Policía Local de Tomiño intercepta un vehículo en Granxola, Estás, cuyo conductor muestra síntomas evidentes de conducir bajo los efectos de bebidas alcohólicas, por lo que se procede a efectuar las correspondientes pruebas de detección de alcoholemia, en las cuales, el conductor arroja una cantidad de alcohol en aire expirado que triplicaba la tasa establecida.

Ante tal circunstancia, los agentes procedieron a instruir diligencias por un delito contra la seguridad vial (circular con un vehículo a motor con una tasa de alcohol superior a la permitida), al conductor, de 44 años de edad y vecino de Tomiño.

El conductor fue citado en calidad de investigado para asistir a un juicio rápido, enfrentándose a una pena de prisión de tres a seis meses o con la de multa de seis a doce meses o con la de trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días, y, en cualquier caso, con la de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años.