En un comunicado de prensa, la Concejalía de Seguridad del Concello de Tui y la Jefatura de la Policía Local quieren tranquilizar a la población tras los últimos acontecimientos relacionados con agentes de este cuerpo policial en el municipio y, al mismo tiempo, indicar que el servicio está garantizado.

En dicho comunicado, se informa que dos agentes de la Policía Local de Tui se dieron de baja al día siguiente de serles notificado por la Jefatura “que se daría cuenta de ellos a la alcaldía si se negaban a estar solos en la calle y acudir, durante el turno de tarde, a requerimientos de su competencia, ya que ambos se negaron ir a requerimientos graves de auxilio de los ciudadanos, estando armados y perfectamente equipados para realizar sus funciones, lo que puede llegar a ser delito en el Código Penal”.

Al parecer, a las 20:30 horas del pasado 10 de febrero, uno de los agentes en cuestión recibió una llamada de auxilio de una vecina de la travesía de Casal Aboy, indicando que mientras ella y su familia estaban dentro de casa escuchaban pasos en el piso de superior, por lo que solicitaba la presencia de la Policía urgentemente. “El agente que estaba sólo debido a la falta de personal, no acudió a la llamada de la vecina y puso en la papeleta de servicio que le informaba a la solicitante del auxilio que estaba el solo de servicio, por lo que no iría y que pasará aviso al 062, el cual le informa que está de guardia la patrulla de Tomiño y que se acercaría lo antes posible, quedando el agente en las oficinas”, refiere el comunicado.  

A las 21:28 horas del mismo día, y siempre según el comunicado, vuelve a ser requerido por una anciana de la calle Cuenca, la cual solicitaba la presencia de la Policía por que alguien le estaba pintando la puerta de su vivienda. “El agente le responde, según papeleta de servicio cumplimentada por él, que está sólo de servicio y le aconseja que llame a la Guardia Civil, no acudiendo al requerimiento de la anciana”.

El otro de los agentes al que se refiere el comunicado, recibió una llamada de auxilio de un particular a las 19:36 horas del pasado 22 de febrero, requiriendo la presencia de la Policía en una pelea en la Avenida de la Concordia solicitando su auxilio. “El agente informa en papeleta de servicio, que pasa aviso de una pelea a COS. de la Guardia Civil y no acude por estar él sólo, perfectamente armado y equipado, sin importarle las consecuencias de lo que sucediese, cuando dicho hecho estaba ocurriendo a unos 300 metros de la jefatura y ser funciones de su competencia”, indica.

Posteriormente se lee en las redes sociales la queja de un vecino de Tui que un hombre le estaba pegando a una mujer, y que paró a auxiliar a la víctima. El agresor se encaró con él y con otro ciudadano que trataba de socorrerla, por lo que llamó a la Policía Local. “El agente le dijo que estaba sólo y que llamase a la Guardia Civil, la cual tuvo que venir de Tomiño otra vez y tardo media hora, tiempo que duró la agresión y la indefensión de los mismos ante el agresor. Días después, este vecino de Tui presentó una denuncia en el registro de entrada del Concello, detallando los hechos los cuales podrían tratarse de un delito del artículo 153 del Código Penal, y pedía explicaciones a la Alcaldía por la no actuación de la Policía Local”, señala el comunicado.

Debido a estas dos bajas, y a dos más que hay por enfermedad, la mitad de la plantilla de la Policía Local de Tui está de baja. Actualmente hay ocho agentes debido a las prejubilaciones y jubilaciones y marcha de agentes por movilidad. A día de hoy, se encuentran cuatro agentes cubriendo los tres turnos las 24 horas de servicio, atendiendo a todos los requerimientos de su competencia.