ALFREDO

Pese a las duras restricciones tomadas por la Xunta de Galicia para contener la pandemia con la hostelería cerrada, el comercio no esencial abierto sólo hasta las seis de la tarde, los centros comerciales cerrados los fines de semana, la movilidad reducida al propio concello, las reuniones sociales limitadas sólo a convivientes y los contagios por covid disparados en esta tercera ola, aún hay algunos que no parecen entender la gravedad de la situación.

Es el caso de diez jóvenes, uno de ellos menor, que han sido sancionados por la Policía Local de Tui por saltarse las normas anticovid y hacer botellón en la calle. Los agentes recibían una llamada a las 17:30 horas del pasado domingo, alertando de que un grupo de más de veinte jóvenes, algunos huyeron del lugar a la llegada de los agentes, estaban haciendo botellón en las pistas deportivas de O Souto, Guillarei.

Una patrulla se presentó en el lugar y comprobó que los jóvenes no sólo bebían alcohol en la calle, algo terminantemente prohibido por la Xunta en toda Galicia, sino que tampoco guardaban la distancia mínima de seguridad, por lo que han sido multados por incumplir la normativa sanitaria con la que se combate el coronavirus.