ALFREDO

La Policía Local de Tui ha realizado a lo largo del fin de semana controles de movilidad a más de 500 vehículos en la ciudad y en el viejo puente internacional.

En dicha campaña de vigilancia, los agentes tramitaron seis denuncias por incumplir supuestamente el cierre perimetral decretado por la Xunta de Galicia y que entró en vigor a las 00:00 horas del pasado sábado.

Las medidas restrictivas dictaminadas por el Ente Autonómico son aún muy confusas para la ciudadanía. Fueron más de 300 llamadas las que recibieron los agentes de la Policía Local, tanto de Portugal como de toda Galicia, interesando por el cierre perimetral, lo que colapsó el móvil policial. Hay un teléfono de la Xunta para información Covid (900 400 116).

Por otro lado, a las 23:20 horas del sábado, los agentes interceptaron a un vehículo que circulaba en zigzag en la rotonda de Guillarei. Una vez parado el coche, comprobaron que el conductor desprendía un fuerte olor a alcohol, además de incumplir el toque de queda. Tras realizarle la prueba de alcoholemia, el hombre arrojó en la primera prueba un resultado positivo de 0,94 mg/l y en la segunda 0,91 mg/l, más del triple de la tasa permitida.

Pocos minutos después, en colaboración con la Guardia Civil, realizaron en la PO-552 una prueba de alcoholemia a otro conductor, arrojando una tasa de 0,58 mg/l en la primera prueba y 0,54 mg/l en la segunda, más del doble de la tasa permitida.