En los últimos años Tomiño se convirtió en centro de referencia fácilmente identificable en la zona de influencia, con la Plaza de Abastos y la Plaza de O Seixo, como epicentros del Concello.

Este contexto más atractivo ayuda a atraer más clientela, no sólo la Plaza de Abastos, sino que a todo el municipio, favoreciendo el comercio y la hostelería local.

La estas conclusiones, entre otras, llega el Estudio de la Dinamización del Mercado Comercial Abierto de Tomiño, llevado a cabo por una consultora. El objetivo prioritario de este trabajo, realizado a lo largo de 7 meses, era incentivar a los tomiñeses a consumir en el pequeño comercio del pueblo y atraer a las visitas de otras localidades. También se pretendía comunicar la acción a los ciudadanos y generar empatía con los comercios de la zona, aprovechando los soportes municipales y, algo muy importante, detectar y solucionar las necesidades formativas de los comerciantes y hosteleros.

Entre las fortalezas encontramos un producto de muy buena calidad y la cercanía de los establecimientos; una atención personalizada y directa, amplio conocimiento del producto; predisposición de los comerciantes para formarse en áreas en las que tienen carencias, e iniciativas para crear una imagen corporativa de la Marca Tomiño que identifique el comercio local abierto.

También son consideradas de forma positiva situaciones como que en la actualidad el foco dinamizador es el Mercado Municipal; la colaboración a través de ventas cruzadas y una mayor conciencia de grupo, la raíz de la formación y de las campañas.

En cuanto a las principales debilidades del comercio tomiñés, figuran la escasez de productos y servicios y la poca variedad de los mismos; la “falta de iniciativas para captar un rango de población más joven, y también de publicidad, promociones y campañas, y de acciones para frenar la inercia actual de la caída de demandas”.

Otro punto débil, según el estudio, es que los locales, en su mayoría no resultan suficientemente atractivos para la juventud y la existencia de cierto desorden que impide visualizar bien los productos. Tampoco la implicación de los comerciantes parece ser la correcta para conseguir una marca que los identifique, ni la potenciación de los productos estrella.

Como amenazas principales, se cita la “existencia de localidades próximas con una amplia variedad de productos y servicios, áreas comerciales y tiendas especializadas”. También el crecimiento del comercio online y el descenso poblacional en la comarca. Otro factor que juega en contra del comercio local es la falta de transporte público que acerque a los clientes de distintas parroquias a Goián y Tomiño, núcleos urbanos más importantes del municipio.

Por último, en el capítulo de oportunidades, destacan la buena predisposición por parte del Concello para impulsar la Marca Tomiño con el fin de emprender acciones conjuntas, y el poder de involucrar en la dinamización comercial las Administraciones Públicas, locales y autonómicas.

Otras recomendaciones muy importantes para mejorar son la creación de una Web y App del comercio y hostelería de Tomiño; señales indicativas de los sectores o establecimientos en las carreteras de acceso a Tomiño; encuentros de empresarios ( networking) y utilización de las redes sociales para captar nuevos clientes.

Por todas estas razones, los asesores recomiendan seguir potenciando los puntos clave (atención al cliente, producto, cercanía y horarios), tener en cuenta el “handicap para atraer un público más joven; implantar estrategias conjuntas y solucionar las carencias formativas en informática, marketing digital, comercio electrónico, redes sociales, visual merchandising, preparación de escaparates y paquetería, gestión de pymes e idiomas”. Luego de la fase de diagnóstico, se realizaron varios cursos dirigidos a ayudar a paliar las carencias detectadas.

El Ayuntamiento y la Asociación de Comerciantes ( ADETO) intentarán en breve, según explica el concejal de Promoción Económica, Antonio Tartaglione, seguir con la organización de acciones orientadas a mejorar el Mercado Comercial Abierto y hacer de él, un sector competitivo en la comarca y aledaños.