La falta de aparcamientos ha obligado al propietario de un vehículo a estacionarlo en la rampa del muelle de Panxón, Nigrán, sin contar con la subida de la marea, por lo que el turismo quedó sumergido en el mar.

La grúa municipal retiraba esta tarde el Opel Astra de la rampa, completamente anegado,  no sin antes ser fotografiado por curiosos que no se quisieron perder detalle del curioso “barco”.