O Rosal continúa en su recorrido para convertirse en un municipio más accesible e inclusivo. El vecino, Manuel Sobrino, finalizó la ruta de los molinos de O Folón y de O Picón en la nueva silla todo terreno que adquirió el Concello. Un gran salto en la inclusividad y accesibilidad de uno de los lugares de mayor riqueza natural y patrimonial de O Rosal que, en palabras de Sobrino, por fin “deixa de ser inaccesible… non hai palabras para describilo”.

La alcaldesa, Ánxela Fernández, explica que en los molinos de O Folón y O Picón “a cadeira demostrou que é eficaz en superficies de gran pendente”, y añade que los rosaleiros y con movilidad reducida “pronto desfrutarán dun servizo permanente para facer sendeirismo de xeito programado acompañado dun equipo de voluntarios”. La regidora también quiere agradecer a Manuel Sobrino “o seu esforzo e dedicación”, y al Club ADN Rías Baixas que “nos acompañarán neste fito para a accesibilidade no noso concello”.

Esta apuesta por el senderismo inclusivo se enmarca dentro del proyecto Cocreando Sociedade, con el que O Rosal trata de estrechar lazos entre tejido asociativo, administración local y entidades que trabajan a favor de la diversidad para diseñar de forma conjunta estrategias e iniciativas inclusivas.