La “Sociedad pro-Monte Santa Tegra” se fundó en 1912 con la finalidad de fomentar el turismo y poner en valor el monte Santa Trega, impulsando sobre todo su paisaje y el patrimonio arqueológico del yacimiento castreño. Esta Sociedad fue, sin duda, el verdadero motor social y cultural de A Guarda durante buena parte del siglo XX, hasta que en el año 1979 sus socios se reúnen por última vez en Asamblea General.

Con posterioridad se creó el Patronato del Monte Santa Trega, un órgano que, junto con el Concello, a asumió los mismos fines que había tenido durante su funcionamiento la “Sociedad pro-Monte”. En esta situación, la histórica Sociedad perdió su razón de ser y dejó de tener actividad. Los años fueron pasando y dada esta falta de actividad y las nulas posibilidades de reactivación, algunos miembros de la última junta directiva consideraron que la mejor salida era su extinción, entregando al Concello de A Guarda sus bienes a fin de garantizar que los mismos siguieran siendo de disfrute de todos los vecinos de la localidad.

El proceso de extinción de la “Sociedad pro-Monte Santa Tecla” comenzó en el año 2017 cuando los miembros vivos de la última junta directiva del año 1979 fueron convocados por el presidente en funciones, Antonio Martínez, a una reunión extraordinaria con uno único punto en la orden del día: la disolución de la misma. En esta reunión, que se prorrogó en dos sesiones más, en días diferentes, no se llegó a un acuerdo sobre la extinción.

La intención última de parte de los miembros de la junta directiva era aplicar el artículo 34 de su reglamento que dispone que, en el caso de disolución, “los fondos que hubiese se destinarán a beneficencia pública local, y el Museo, Biblioteca y demás enseres se entregarán, previo inventario y en calidad de depósito, al Concello u otra entidad de solvencia de la localidad”.

Dada la situación de bloqueo de la extinción de la “Sociedad pro-Monte”, la necesidad de proteger y garantizar el carácter público de sus propiedades, la necesidad de mantenimiento de algunas de estas propiedades con fondos municipales, y siguiendo las recomendaciones de los servicios jurídicos de la Xunta de Galicia y del propio ayuntamiento de A Guarda, la entidad local interpuso una demanda judicial cómo última salida.

En estos últimos días El juzgado número 1 de Tui dictó sentencia en primera instancia favorable a la demanda interpuesta por el ayuntamiento de A Guarda en la que declara “la disolución de la “Sociedad pro-Monte” y la apertura de la fase de liquidación de la misma, previa su extinción, reconociendo el derecho del ayuntamiento de A Guarda a que se le entreguen en calidad de depositario, los bienes propiedad de la citada entidad.

Entre los bienes de la “Sociedad pro-Monte”, que pasarán al ayuntamiento de A Guarda en depósito cuando finalice el proceso, están: el Parque del Cancelón, el Centro Cultural, la Casa de la Cultura, el archivo de la Sociedad y los fondos del Museo Arqueológico.

Con este proceso revierten en el ayuntamiento por derecho unos bienes que ya lo eran de hecho, dado que la entidad local es quien está gestionando, dando uso y manteniendo los bienes inmuebles de la “Sociedad pro-Monte” para beneficio de todos los vecinos de la villa.