La Xunta de Galicia adelanta cerca de una semana el pago de la Renta de inclusión social de Galicia (Risga) del mes de abril para aliviar la economía doméstica de 10.000 familias gallegas. Se trata de una medida pionera en nuestra comunidad para la que el Gobierno gallego destinará una inversión de 4,5 millones de euros.

El Consello da Xunta dio ayer luz verde a esta medida y se lanzó la orden de pago. De este modo, en lugar de percibirla en los últimos días del mes, los beneficiarios de esta prestación ya comenzarán a cobrarla con la intención de minimizar el impacto del coronavirus en los hogares más vulnerables.

El importe medio de la Risga es de 550 euros al mes, después de que se introdujesen novedades el año pasado. Con estas modificaciones, se añadió un tramo de inserción, para facilitar que la persona perceptora mejore su formación; y otro tramo de transición al empleo, que permite compaginar Risga y salario durante seis meses y garantizar así una transición suave al mercado laboral.