La Xunta de Galicia, a través de la Consellería de Medio Rural, está apoyando el desarrollo de proyectos piloto de ámbito agroforestal para la creación de nuevos productos, prácticas y tecnologías en varias empresas de la provincia de Pontevedra, entre las que figuran Bodegas Terras Gauda y Comercializadora de Plantas de Galicia, ambas emplazadas en la comarca de O Baixo Miño.

Estas aportaciones, impulsadas desde la Axencia Galega da Calidade Alimentaria (Agacal), pertenecen a un plan trianual 2019-2021, por lo que el delegado territorial de la Xunta en Pontevedra, Luis López, acompañado del jefe territorial de Medio Rural, Antonio Crespo, realizó esta mañana una doble visita a ambas empresas para conocer estos proyectos a su final.

En primer lugar, el representante autonómico se acercó hasta las instalaciones de la bodega Terras Gauda en O Rosal, donde fue recibido por el vicepresidente de esta industria, Antón Fonseca, el teniente de alcalde Germán Rodríguez y otros directivos. Allí conoció su iniciativa de revalorización del orujo para la obtención de vermicompost en el marco de una situación de economía circular en el sector agroalimentario. Este proyecto piloto dispuso de una aportación de 100.000 euros y contó, como toda esta orden de ayudas, con la cofinanciación del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader) en el marco del Programa de Desarrollo Rural de Galicia 2014-2020.

A continuación, Luis López se desplazó hasta Tomiño para supervisar, en la compaña de la alcaldesa, Sandra González, la herramienta MS&Plants, un procedimiento TIC basado en la inteligencia de mercado y orientado a la predicción de stocks futuros en el sector de las plantas ornamentales. El delegado territorial conoció también el centro logístico de esta empresa con su director-gerente y presidente de la Asociación Española de Comercializadores de Planta Ornamental, Emilio Estévez, y con la presidenta de la Asociación de Cultivadores del Baixo Miño, Mariví Álvarez, que también es socia de Viveiros Río Tollo, hasta donde se desplazó a continuación la comitiva para visitarlo, puesto que se trata del principal centro de producción de la planta ornamental de toda la comunidad gallega.

Al igual que en el caso anterior, la empresa Comercializadora de Plantas de Galicia recibió una ayuda de 100.000 euros de la Xunta de Galicia, en tres anualidades, para la ejecución de esta iniciativa piloto.

As accións de innovación están moi presentes, e cada vez máis, no noso sector agrogandeiro, que é punteiro e líder e quere seguir na vangarda con novos produtos, prácticas e tecnoloxías. Por elo, a Consellería do Medio Rural, e tamén outros departamentos da Xunta, respaldan e colaboran con esta modernización en toda a provincia pero, especialmente, nunha zona cun forte peso dos sectores agroforestal e hortofruticultor como o Baixo Miño”, explicó el representante autonómico, que agradeció a Bodegas Terras Gauda y la Comercializadora de Plantas de Galicia “a súa constante ilusión por mellorar, o seu talento e traballo para innovar e o seu compromiso coa nosa comunidade para seguir medrando e contribuíndo ao progreso do noso campo”.