ALFREDO

La Consellería de Medio Rural de la Xunta de Galicia ha prohibido la cría al aire libre de aves de corral en 34 concellos de la comunidad, entre ellos, A Guarda, O Rosal, Tomiño y Tui tras la detención de focos de gripe aviar en diversos países europeos.

Las medidas afectarán a las zonas de especial riesgo (ZER) que están constituidas por los Concellos de A Illa de Arousa, Cambados, Meaño, O Grove, Sanxenxo, Ribadumia y Vilanova de Arousa. Así como a las de especial vigilancia (ZEV):

A Coruña:

  • Dumbría, Mazaricos, Ortigueira, Porto do Son, Ribeira, Vimianzo y Zas.

Lugo:

  • Ribadeo y Trabada.

Ourense:

  • Porqueira, Rairiz de Veiga, Sandiás, Vilar de Santos y Xinzo de Limia.

Pontevedra

  • A Guarda, O Rosal, Tomiño, Tui, Marín, Meis, Moaña, Poio, Pontevedra, Redondela, Soutomaior, Vilaboa y Vilagarcía de Arousa.

La Consellería de Medio Rural recuerda que el 12 de diciembre del año pasado el Ministerio de Agricultura elevó el nivel de riesgo de aparición de esta enfermedad en dichas zonas. Por ello, señala que Galicia implementó las medidas oportunas, que fueron comunicadas a localidades y agentes involucrados en la vigilancia de la gripe aviar.

Confinamiento en instalaciones cerradas a cubierto

En esos municipios, todos los propietarios de aves deben confinarlas en instalaciones cerradas a cubierto. Si esto no fuera posible por no disponer del espacio adecuado, se podría mantener las aves en el exterior siempre que existan telas pasajeras o cualquier otro dispositivo que impida el acceso de aves silvestres.

Además, se evitará el contacto de aves silvestres con los alimentos que se destinen a las domésticas. No se permite darles agua procedente de depósitos superficiales, fuentes u otros a los que pudiesen haber accedido aves salvajes, a no ser que el agua sufriese un tratamiento de higienización.

Queda prohibido también el uso de reclamos de caza con aves del tipo anátidas (patos o similares) y charadriiformes (gaviotas y similares). Igualmente se prohíbe la cría de patos, ocas y gansos junto con otras aves de corral.

Por último, quedan prohibidas las concentraciones de aves de cualquier tipo y es obligatoria la inscripción de los corrales familiares en el Rexistro Galego de Explotacións Avícolas de la Consellería do Medio Rural.

Aunque el serotipo H5N1, el que están circulando en los últimos meses en Europa y también en España, no es transmisible a humanos, recomiendan minimizar el contacto con aves muertas o heridas.