ALFREDO // Pulpo en la lonja de A Guarda (Archivo)

La Directora Xeral de Pesca, Acuicultura e Innovación Tecnolóxica, Mercedes Rodríguez, explicó hoy en la Comisión 8ª de Pesca y Marisqueo del Parlamento gallego que los datos obtenidos por la Xunta en los últimos meses apuntan a una mejora de la situación del pulpo en aguas gallegas. Los datos de capturas muestran una tendencia ascendente y el índice de reclutamiento -de juveniles- consigue niveles altos en relación con la serie histórica que se remonta a 2005, señaló.

La representante de la Consellería do Mar destacó que el volumen de capturas registrado en las últimas semanas es positivo y que los datos concretos de marzo superan los obtenidos en el mismo mes del año pasado y también los de marzo de 2017, una campaña que fue histórica. En cuanto al índice de reclutamiento, Mercedes Rodríguez incidió en que los datos de este año duplican los del año pasado y que están por encima de la media de la serie histórica, que comienza en 2005.

La directora general de Pesca destacó que la campaña 2020-2021 del pulpo fue anómala, con un bajo nivel de capturas, y recordó que la evolución de la especie suele ser constante y que depende en buena medida de distintos factores además de la actividad pesquera, como son los medioambientales y los climatológicos.

La representante del Ejecutivo gallego destacó que la Consellería do Mar mantuvo un contacto permanente con el sector a lo largo de toda la campaña e hizo un seguimiento de la especie de cara a ir perfilando el plan de gestión del pulpo de la campaña 2021-2022. Fruto de los datos obtenidos y de las aportaciones realizadas por el sector, teniendo en cuenta tanto la situación del recurso como los intereses de la flota, la Comisión del Pulpo -en la que participa el sector- decidió establecer este año una veda de dos meses de duración para proteger a los juveniles de la especie. Esa veda de dos meses supone que entre los meses de mayo y junio no se podrá extraer ni comercializar pulpo de las aguas gallegas.

Mercedes Rodríguez aseguró que la Xunta va a seguir trabajando de la mano del sector para mejorar la situación de la especie y avanzar en su gestión al tiempo que va a continuar con el control de sus capturas para evitar irregularidades. En este sentido, recordó que el Servizo de Gardacostas de Galicia realizó en la presente campaña más de 400 inspecciones hasta mediados de marzo con el resultado de más de 1.000 kilos decomisados y alrededor de 11.000 nasas incautadas.