ALFREDO // Rotonda de entrada al polígono industrial de Porto do Molle en la PO-552

El director de la Axencia Galega de Infraestructuras, Francisco Menéndez, destacó hoy una inversión de 3,7 millones de euros en la carretera PO-552, entre Vigo y A Ramallosa, con el fin de incrementar la seguridad viaria y mejorar la integración en las parroquias por las que discurre.

Francisco Menéndez precisó que para la eliminación de los tramos de concentración de accidentes en esta carretera se van a construir 7 rotondas, mejorar 20 intersecciones y accesos y proteger 22 pasos de cebra, ya que hay varios tramos urbanos, con presencia continua de personas transitando a un lado de la vía.

En este proyecto se contemplan tramos objeto de actuaciones como los comprendidos entre los pk. 1+100 a 5+600, entre la intersección con las carreteras de la Matamá y Muiños y a la entrada de San Miguel de Oia; desde el 10+600 al 13+800, en los Concellos de Baiona y Nigrán; o del 6+500 al 7+800, en la zona de As Rexas.

El director de la AXI indicó que estas obras de mejora se llevarán a cabo entre mediados de este año y comienzos del próximo ejercicio, cuando se prevé que estén finalizadas.

Recordó que la Xunta, en el marco del Plan de Sendas de Galicia, también ha actuado en esta carretera mediante la construcción de 2,3 nuevos km de itinerarios peatonales y ciclistas entre Coruxo y Roteas, en A Estea o en Priegue, ya a disposición de los vecinos de las parroquias de Coruxo y Saiáns en Vigo, y de Priegue, en Nigrán.

Además avanzó que el Gobierno gallego, a través del Plan de Refuerzos de Firme, tiene previstas actuaciones de mejora en esta carretera. En concreto, la Xunta licitará este año un contrato de refuerzos de firme en varias carreteras, entre ellas la PO-552, con una inversión de más de 829.000 euros.