El delegado de la Xunta en Vigo, Ignacio López-Chaves con el alcalde de Baiona, Ángel Rodal

El delegado de la Xunta en Vigo, Ignacio López-Chaves, se trasladó hoy hasta los ayuntamientos de Gondomar y Nigrán, tras visitar el miércoles Baiona, para explicar a los ayuntamientos de O Val Miñor afectados por la ola de fuegos el paquete de ayudas y medidas puestas en marcha por el Gobierno gallego para paliar y reparar los daños de los incendios forestales.

Ya durante el fin de semana de la ola de fuegos, el delegado sirvió de enlace con la Xunta a los ayuntamientos que resultaron más afectados por los incendios, en contacto permanente con todos los alcaldes. Asimismo, una vez extinguidos mantuvo el contacto para interesarse por las necesidades más urgentes e informarles puntualmente de las acciones activas desde la Administración autonómica.

De la hoja de ruta marcada por el Gobierno gallego, cuyas labores se centraron primero en extinguir los incendios para de inmediato apoyar los damnificados, da cuenta el Decreto marco de medidas urgentes de ayuda para la reparación de daños causados aprobado el pasado 19 de octubre.

En este sentido, la Xunta anunció ya que habilitará en los próximos días ayudas para la recuperación de las viviendas afectadas y para pagar el alquiler del realojo temporal en otro inmueble.

Cuando las ayudas tengan por finalidad a recuperación de la vivienda habitual, podrán cubrir hasta el 100% del coste de las obras de reparación, llegando la cerca de 100.000 euros. El límite máximo del importe de la ayuda será el 75% del valor establecido para las viviendas protegidas en el municipio correspondiente.

Las ayudas a la rehabilitación de viviendas afectadas por los fuegos podrán solicitarse también para la reparación de viviendas ocasionales (40.000 euros, aproximadamente), construcciones anexas a la vivienda principal y menaje doméstico (3.000 euros en ambos casos), que serán complementarias de las posibles compensaciones que paguen las aseguradoras. Además, cubrirán las obras de reparación mismo aunque se hayan iniciado antes de la apertura del plazo para solicitar la las ayudas.

Recuperación de los terrenos

Por otra parte, tal y como informó ayer la conselleira de Medio Rural, Ángeles Vázquez, los técnicos de diferentes departamentos de la Xunta empezarán esta semana a trabajar para evaluar la situación de los incendios forestales y planificar las medidas necesarias de actuación sobre los terrenos, con el fin de evitar lo arrastre de cenizas y favorecer la recuperación de la vegetación, así como el control de la calidad del agua. Segundo explicó, se le dará prioridad a los fuegos que afectaron más de 300 hectáreas, sin descuidar otros de menor extensión pero que afectaron zonas sensibles.