El proyecto de la Diputación de Pontevedra para la mejora de la movilidad peatonal y de la seguridad viaria en las EP-2202 y EP-2203 que coinciden con el Camino de Santiago por la Costa en el Concello de Baiona, fue rechazado por la Xunta de Galicia.

La Dirección general de Patrimonio emitió un informe desfavorable que exige que la senda peatonal prevista en la actuación con un ancho de 2,5 metros sea reducida a “no mucho más de un metro”. Esta modificación, segundo explicó el diputado de Movilidad Uxío Benítez, no será aceptada por el departamento de Movilidad provincial, que presentará los correspondientes alegatos para que se cumpla con los criterios de accesibilidad y seguridad para los peones.

Con el nuevo proyecto, la Diputación pretende reordenar y optimizar el espacio de las dos carreteras provinciales delimitando el uso de cada zona, ejecutar una senda peatonal de xabre con una sección útil de 2,5 metros en la margen izquierda, crear un mirador con una zona de descanso y un pequeño aparcamiento, renovar la iluminación e instalar elementos de disminución de tráfico.

Entre otras cuestiones, el departamento autonómico de Patrimonio exige en su resolución que se debe reducir la anchura de la senda peatonal, ya que “no es necesaria tanta dimensión para el paso, ya que hay que hacer considerables desmontes afectando a las piedras y a los árboles existentes en la zona” afirman desde la Diputación.

La Diputación de Pontevedra ya había aprobado en la Xunta de Gobierno celebrada el pasado 17 de junio el convenio de colaboración entre la institución provincial y el Concello de Baiona para llevar adelante el proyecto en las EP-2202 y EP-2203. Este tiene un presupuesto de 381.022,32 euros, financiados al 80% por la institución provincial y al 20% por las arcas locales.

El ámbito de actuación de la obra de Baiona abarca 675 metros de la carretera provincial EP-2203 entre Baredo y Loureza y otros 300 metros de la EP-2202 Baiona-Loureza.