monte_pinos
ALFREDO // Archivo

El director de la Axencia Galega da Industria Forestal (Xera), Ignacio Lema, destacó hoy en Tomiño, en la inauguración de un curso sobre certificaciones forestales, la importancia de certificar la madera para poder competir a nivel global, toda vez que las grandes cadenas tanto del mueble como del sector exigen madera certificada, un primer paso de garantía de sostenibilidad para acceder a mercados de calidad.

En su intervención, Ignacio Lema destacó que en el año 2017, en Galicia había 230.000 hectáreas certificadas, 27.000 gestores certificados y más de 400 certificados de cadena de custodia.

El curso que hoy se celebra está impulsado por la Asociación Forestal Galega con el impulso de la Xunta, en el marco de la Estrategia de formación de la industria forestal de Galicia, elaborada con la participación de las principales asociaciones representativas de este ámbito, y que permitirá impulsar la especialización de más de 5.000 profesionales con una oferta formativa a la medida. Se busca dar respuesta a las necesidades de las empresas y facilitar la adaptación de los trabajadores a la incorporación de la última tecnología.

Dentro de esta Estrategia, se resolvieron las ayudas para el desarrollo de 24 actividades formativas y 23 de divulgación, con ayudas por más de 180.000 euros y de las que se benefician siete entidades, entre las que se encuentra la Asociación Forestal Galega. Además, Xera incorporará dos simuladores portátiles de procesadora y autocargador forestal para la formación de los profesionales del sector forestal de Galicia.