La Conselleira de Infraestruturas e Movilidade, a través de Augas de Galicia, impulsa un proyecto piloto en Oia para desarrollar un nuevo modelo de saneamiento del agua en el ámbito rural más eficiente, sostenible e integrado en el territorio.

Para la realización de esta experiencia, se analizará la implantación de las nuevas herramientas desarrolladas en los trabajos que está realizando Augas de Galicia, a través de un convenio de colaboración con la Universidad de A Coruña, para conseguir sistemas de depuración adecuados y eficaces en los núcleos rurales.

De acuerdo con las líneas de trabajo diseñadas en el marco de este estudio, la experiencia piloto en el Concello de Oia permitirá formular un estudio de alternativas para optimizar los sistemas de depuración en los núcleos rurales, con el objeto de encontrar la mejor solución para la configuración del saneamiento en la zona interior del municipio.

Estos trabajos podrán, además, completar los que ya se están realizando desde el organismo hidráulico de la Xunta en relación a la mejora de la depuración en la franja costera desde municipio.

Las características del Concello de Oia hacen que sea un buen ejemplo para aplicar la metodología desarrollada en este estudio, que busca implantar nuevas propuestas para optimizar la depuración en los pequeños núcleos de población del medio rural. Este municipio pontevedrés posee una densidad de población por debajo de la media de Galicia, muy poblado en la zona costera y con una mayor dispersión en la zona interior poblacional; y con una orografía enmarcada por las sierras de Groba y del Argallo, que incrementan la complejidad de la solución para el saneamiento.

El proyecto piloto permitirá probar sobre el terreno la metodología para desarrollar un nuevo modelo de saneamiento en el rural, con el fin de extrapolarla a otros Concellos de Galicia.