XUNTA

La Xunta de Galicia iniciará mañana los trabajos de reparación de las escuelas unitarias afectadas por la explosión de Tui, después de que hoy la Guardia Civil haya levantado el precinto de las mismas.

Los trabajos se centrarán en los cambios de cristaleras en la unitaria de Paramos, que en la actualidad no tiene alumnado pero que sigue siendo responsabilidad de la Consellería de Educación al no estar desafectada; así como en el cambio de cinco ventanas completas y del suelo de la escuela unitaria de Souto-Guillarei, donde se vio afectada el aula que actualmente está en funcionamiento y que cuenta con 10 alumnos que fueron trasladados a la unitaria de Baldráns.

Esta mañana visitó ambos edificios el jefe territorial de Educación en Pontevedra, César Pérez Ares, en compañía de los responsables del CRA Maestra Clara Torres, del que dependen ambas unitarias, así como de la concejal de Educación de Tui, Milagros González, y de miembros de la Unidad Técnica de la Jefatura Territorial.

La Consellería de Educación agradeció la colaboración del ayuntamiento y del equipo directivo y añade que se espera que los trabajos estén finalizados la próxima semana para que los alumnos regresen a la normalidad lo antes posible.

Por otra parte, la Xunta también asumió la solicitud de la jueza encargada del caso y reforzará los Juzgados de Tui con un funcionario más.