ALFREDO

Mañana, a partir de las 05:00 horas, comienza en Galicia la campaña extractiva del pulpo y se prolongará hasta la fecha de inicio de la veda del año 2019, que se fijará por el correspondiente plan que se publicará antes de la siguiente veda. Así lo especifica la resolución del plan experimental para la gestión de esta especie para la campaña 2018/2019.

La Consellería do Mar y el sector consensuaron un nuevo plan del pulpo para este año que permanecerá vigente hasta que se publique el plan del año que viene, que fijará la siguiente veda. Según establece este plan, a partir de mañana y hasta el 31 de agosto, la cuota máxima de captura de esta especie es de 30 kilos por barco y día. A esta cantidad se le añaden 30 kilos día por cada tripulante enrolado a bordo, hasta un máximo de 210 kilos día. En lo que resta de campaña la cuota máxima será de 50 kilos por embarcación y día, cantidad a la que se le añaden 50 kilos/día por cada tripulante enrolado a bordo, hasta un máximo de 350 kilos/día.

El horario de trabajo de las embarcaciones con nasa para pulpo se iniciará a las 06:00 horas –aunque pueden salir del puerto a las 05:00h- y finalizará a las 16:00 horas y el descanso semanal se desarrollará desde las 16:00 horas del viernes hasta las 6:00 horas del lunes. El número de nasas permitido está en función del tamaño de la embarcación y del número de tripulantes enrolados.

En cuanto al régimen de calamento de las nasas de Cabo Silleiro a Corrubedo los aparatos tendrán que levantarse de su calamento y llevarse a puerto todos los días con las siguientes excepciones: en la zona de Cabo Silleiro a Con da Aguieira aquellas que estén establecidas en fondos superiores a los 25 metros podrán permanecer en su calado sin ser llevadas a puerto incluso durante el período de descanso semanal.

En la zona de Con de Aguieira a Cabo Corrubedo hasta el 1 de octubre tendrán que levantarse las nasas y llevarlas a puerto todos los días. Desde esa fecha hasta el inicio de la veda del año siguiente, las nasas podrán permanecer calladas incluso durante el período de descanso semanal. En el resto del litoral gallego, las nasas podrán permanecer en su calamiento sin ser llevadas a puerto, incluso durante el período de descanso semanal.

La actividad será controlada a través del programa de seguimiento y control, llevado a cabo por la Subdirección General de Guardacostas en colaboración con los Gardapescas de las cofradías y los servicios contratados al efecto.