La Xunta de Galicia, en colaboración con los centros educativos de los Concellos del Baixo Miño, entregó desde la suspensión de la actividad educativa presencial un total de 199 ordenadores al alumnado de familias con menos recursos. En total, en la provincia se prestaron 5.225 ordenadores.

Se trata de la suma de los ordenadores con conectividad que ya le envió la Axencia para la Modernización Tecnolóxica de Galicia (Amtega) a cada centro del área, junto con los equipos que tenían tanto los propios centros educativos como los Centros de Formación y Recursos del Profesorado y que se pusieron a disposición de las familias que lo necesitaban.

Las familias reciben los equipos como préstamo personal para facilitar a sus hijos el seguimiento de la actividad educativa, mientras dure la suspensión de las clases presenciales. Hace falta tener en cuenta, que los alumnos que participan en el programa E-Dixgal disponen también en este curso de portátiles cedidos por la Xunta de Galicia.

Refuerzo de los recursos en línea

La dotación de esta equipación forma parte del paquete de medidas que puso en marcha la Xunta para facilitar el seguimiento en línea de la actividad educativa. Entre las últimas actuaciones está la puesta a disposición de los docentes de una plataforma de videoconferencia que permitió en la primera quincena activar más de 52.000 reuniones virtuales, en las que participaron 170.000 docentes y alumnos.

Para facilitar el acceso a todos los servicios digitales educativos disponibles para toda la comunidad educativa, se habilitó un espacio tanto en el portal educativo espazoAbalar cómo en el canal del espazoAbalar en Youtube en los que se indica como acceder a ellos, manuales de uso, y  videotutoriales de los servicios y funcionalidades más demandadas de las aulas virtuales, el sistema de videoconferencia, y de la plataforma de comunicación con las familias.

Finalmente, en lo que a la recogida o distribución de material no informático se refiere, se estableció que los centros educativos podrán solicitar, si fuera preciso, la colaboración de los servicios de Protección Civil o de la Policía Local, para efectuar dichas entregas.