BANDALLO // El restaurador del reloj Higinio Suárez, ante la joya centenaria

Tras treinta años de letargo, el histórico reloj de Baiona vuelve a dar las horas a los vecinos de la villa que ya no tienen excusa de llegar tarde a las citas.

Ayer se inauguró esta joya del año 1861 que fue creada por Cándido de Isaac Mendi. Su restaurador, Higinio Suárez, asegura que el viejo reloj “está restaurado al 100 % y siempre respetando al 100 % su forma original” comenta.

La recuperación de este reloj, que cada cuatro días hay que darle cuerda, tiene una parte muy sentimental para mí ya que mi abuelo lo custodió desde el año 1904 a 1951” señala Suárez, quien se alegra de que esta maravilla vuelva a girar ya que “soy un amante de los relojes”.

El reloj está situado en la cima de la torre a la que hay que acceder por unas escaleras de madera de 30 peldaños y donde sólo los pájaros lo contemplan, ya que su ubicación en una calle estrecha hace casi imposible admirarlo, pero su sonido retumba por toda la villa.