Orpagu

Los participantes en la jornada de trabajo organizada esta mañana por Orpagu, con las organizaciones de productores transnacionales como protagonistas, coincidieron en demandar a los representantes de la Comisión Europea presentes en el workshop una nueva normativa específica para estas OPP’s o una modificación de la ya existente «que regule las funciones  y competencias de las transnacionales».

Para los ponentes, representantes de las tres organizaciones internacionales que existen en España -en Europa sólo hay cuatro-, la nueva norma debería tratar específicamente sobre la posibilidad de la gestión conjunta de la actividad pesquera de los socios, de la logística y de la parte comercial. Así lo destacó como resumen de la jornada la gerente de Orpagu, Juana Parada.

Asimismo, los productores y los representantes de los gobiernos de España y Portugal pidieron concreción sobre la posibilidad de financiación conjunta o común, ya sea directamente por parte de la Unión Europea o compartida por los estados miembros, de los proyectos presentados por estas OPP’s, independientemente del territorio en el que se lleven a cabo. Otro de los aspectos demandados en la jornada por parte de las OPP’s de A Guarda, Ayamonte y La Rápita fue la necesidad de homogeneizar parte de la documentación y tramitación que requieren las administraciones a las transnacionales «para ser más efectivos y, al mismo tiempo, para que más productores se animen a entrar o a crear este modelo de organización».

De todas estas peticiones tomó buena nota el Jefe de Unidad de Análisis Económicos, Mercados e Informes de Impacto de la DG Mare, Fragkiskos Nikolian, y su colaboradora Laurénce Jolly, quienes invitaron a todos los ponentes a participar en la elaboración  de un informe sobre las OPP’s que Bruselas presentará en otoño de este año y que «sin duda, incluirá las aportaciones que he escuchado en este workshop», destacó Nikolian. Por su parte, Carola González e Iria Soto, subdirectoras general y técnica del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, respectivamente, y Manuela Estudante Duarte, directora de Servicios de la Secretaría de Estado de Pesca de Portugal, se refirieron en sus intervenciones a  las dificultades con las que se encuentran ambos gobiernos a la hora de aplicar criterios «porque la normativa comunitaria no deja claros ciertos términos», subrayaron.

Orpagu apuesta por potenciar las sinergias entre pescadores

El encargado de dar la bienvenida a los asistentes a la jornada, que estaba prevista para marzo y que se pospuso a consecuencia de la pandemia, fue Joaquín Cadilla, presidente de Orpagu, quien se mostró convencido de todos los beneficios que aporta la colaboración y el trabajo conjunto entre pescadores: «La flota europea se debilita año tras año frente a la asiática y, en este sentido, creo que las organizaciones transnacionales suponen una buena herramienta para seguir creciendo«.

El presidente de Orpagu presentó las dificultades prácticas que tienen hoy en día estas OPP’s, por lo que pidió a las autoridades una apuesta decidida por este modelo de organización.

La primera OPP transnacional de acuicultura será gallega

Otro de los ponentes en la jornada, además de los representantes de Orpagu, Ayamonte y La Rápita, fue Lino Suárez, de Opmega. La organización del sector mejillonero gallego, a falta de unos trámites burocráticos, se convertirá en OPP transnacional gracias a su asociación con varios productores portugueses, concretamente de la zona del Algarve, que cultivan este molusco con el sistema Long-line.