Gracias a la inclusión en el “Plan Banda Larga de Nova Xeración” de la Administración General del Estado y del “Plan Banda Larga 2020” de la Xunta de Galicia en diferentes parroquias de Baiona, éstas podrán empezar a disfrutar de acceso ultrarrápido a Internet con la instalación de fibra óptica.

Las primeras en beneficiarse en conectar sus equipos electrónicos a una velocidad de hasta 100 Mbps simétricos mediante fibra óptica son por un lado Igrexa, Cancelo, San Antón y Caeiro, y por otro lado Eidos, Fontes, Laxes, Rocamar, Covaterreña, Percibilleira, Medialdea, Urgal, Area, Xuncal, Outeiro, Ponte Novo, Sabarís y Viso de Calvos.

Según reuniones mantenidas por parte del alcalde y miembros de la empresa instaladora, está previsto que estas dos primeras fases queden concluídas antes de finales de este 2019.

Posteriormente, en noviembre de 2018 el Estado concedió nuevas subvenciones para que se realicen actuaciones que permitan el despliegue de estas redes en las parroquias de O Burgo, Cruceiro (Bahíña), Río, Portelos, Ponte, Estivada, A Granxa, Bouzós, Cruceiro (Santa Cristina), Devesa, Ladeira, Morade, Ribeira y Sopegal, que se verán reflejadas antes de finales de 2020.

También está prevista la canalización subterránea del cableado en el tramo comprendido entre el Rompeolas y la rotanda de acceso a la autopista de Baredo, para la eliminación del cable aéreo que discurre por las comunidades de montes de Baiona y Baredo.