El gobierno local de Gondomar da un paso más en materia de protección del medioambiente adhiriéndose al convenio Marco con Ofipilas, Oficina de Coordinación de las actividades de gestión de los residuos de pilas y contenedores portátiles, garantizando así una correcta gestión de este tipo de residuos altamente contaminantes.

Se distribuirán por toda la localidad un total de 25 colectores, de una capacidad de 10 litros cada uno, situándolos en los edificios municipales, así como en diferentes puntos accesibles a los vecinos cuya localización se publicitará en su momento para que todo el mundo sepa dónde dirigirse para deshacerse de las pilas o acumuladores.

“Nuestro objetivo es convertir Gondomar en un referente de sostenibilidad y de defensa del medioambiente y en ese sentido pondremos a disposición de la ciudadanía, todas las herramientas que estén a nuestro alcance para facilitar el reciclaje de residuos contaminantes”, manifiesta el alcalde, Paco Ferreira, durante el acto de presentación de esta nueva iniciativa, en la que estuvo acompañado por el concejal de Medio Ambiente, Brais Misa, y Marcos Vaquero, gerente de Ecogondomar.

El responsable de Medioambiente, Brais Misa, subrayó la importancia de reciclar este tipo de residuos porque recordó que su nivel de contaminación es muy alto. Un 30% de cada pila está compuesta por mercurio, níquel o plomo “productos altamente tóxicos para nuestro medioambiente y que puede contaminar entre los 1000 y los 3000 litros de agua”.

Desde el Concello de Gondomar se invita a los vecinos a usar estos nuevos contenedores que estarán claramente señalizados y que permitirán garantizar la correcta retirada y posterior gestión de pilas y acumuladores reduciendo de esta forma la contaminación en el municipio.