Las pujas de San Antonio de Gondomar cumplieron con la tradición
BANDALLO // Carlos Riveiro, más conocido por Carlos de Gondomar, fue el conductor de las tradicionales pujas de San Antonio de Gondomar

No estamos en la sala de subastas Christie’s de Londres, ni se subastan cuadros de Picasso o Van Gong. Estamos en Gondomar y aquí se puja por conejos, gallos, bacalao, productos de la tierra o ajos, todos ellos donados por los propios vecinos.

A las seis de la tarde, cientos de vecinos se congregaron junto a la iglesia de San Benito de Gondomar para asistir a las centenarias pujas. El conductor de las mismas es Carlos Riveiro, Carlos de Gondomar y colaborador de la Radio Galega, que animaba a los presentes a pujar hasta que cantaba ¡Adjudicado!.

Los gallos se pujaron a 40 y 70 euros, los conejos a 30 y 40, una hoja de bacalao a 70 euros, plantas a 20 euros, un décimo de lotería de la ONCE para el día de hoy a 60 euros, unas ristras de ajos a 70 euros y una imagen de la Virgen del Pilar donada por un matrimonio de Zaragoza se pujó a 75 euros.

La recaudación rondó los 900 euros, que serán donados para las familias más necesitadas de Gondomar.