Lino Martínez: “El judo me dio confianza en mí mismo”
ALFREDO // Lino en el bar de su hermano en Tui

Lino Martínez comenzó en el mundo del judo con apenas 20 años, en una época muy difícil para el tudense. El deporte le ayudó a superar los problemas y ganó confianza en sí mismo, confianza que había perdido. Poco a poco fue progresando en el deporte y ahora, a sus 54 años, es todo un Campeón del Mundo Master WIBK de Judo.

Compagina el trabajo de Policía Local en Tui, lleva 29 años, con el deporte. “Salgo de trabajar a las 22:00 horas y luego voy a entrenar. Llego a las doce de la noche a casa. Intento entrenar unas tres veces a la semana. Lo hago en el club tudense o en el club de Valença, que es como mi segunda casa,” relata el deportista, quien piensa “llegar en el judo hasta que el cuerpo aguante”.

Los valores del judo, como el respeto por las personas, los trasladó a la vida personal y profesional. Tanto es así que sus dos hijos, Samuel y Hugo de 16 y 10 años, siguen la labor de su padre y ya están practicando este deporte. “El mayor viene a las competiciones conmigo y es un apoyo muy importante para mí”, comenta.

Lino ganó el Campeón del Mundo Master WIBK de Judo el pasado noviembre en Bruselas, así como varias medallas en campeonatos celebrados en Marsella, Lisboa, Dublín y en el nacional de Portugal. Recuerda con emoción su primera medalla. “Gané mi primera medalla con poco más de 20 años al quedar tercero en el campeonato gallego celebrado en A Coruña, en la categoría de menos de 78 kilos”.

En el judo a veces vas ganado y en dos segundo pierdes el combate, o al revés. Claro ejemplo es que en el campeonato del mundo iba perdiendo. Faltaban menos de un minuto y fue cuando inmovilicé al contrario y logré la victoria,” explica el tudense quien afirma que en el judo “se conoce gente y haces amigos. Estás peleando con uno y luego te estás tomando una cerveza con él. Es un deporte de contacto, pero de mucho respeto”.

Lino está preparado para afronta la nueva temporada, ya en M-6. El primer fin de semana de marzo participará en el campeonato nacional portugués y el segundo fin de semana del mismo mes, en el campeonato de Europa en Ginebra. “El problema no es participar, sino el acudir a los campeonatos. Tengo que pagarme yo los gastos al no recibir ninguna ayuda de las administraciones, y las pocas que recibo, son de empresas privadas a las cuales les tengo que dar las gracias,” concluye el deportista.

Lino Martínez: “El judo me dio confianza en mí mismo”
Lino con sus hijos Samuel y Hugo, de 16 y 10 años