ALFREDO // Costa de As Mariñas, Mougás

Llega el primer temporal del otoño a Galicia y con él las ansiadas lluvias. La sequía está causando serios problemas a la población. Muchos municipios ya llevan meses con restricciones de agua. El Consorcio do Louro, que provee a Tui, ha restringido el 20% del suministro a 85 grandes empresas y prohibió baldeos y riegos. El embalse de Bahíña, que abastece a Baiona, está al 26,20 %, mientras que el Zamáns, que suministra al municipio de Nigrán, se encuentra al 36,46 %.

Con estos datos, Baiona ha tomado medidas y ha reducido en un 10 % diario el consumo general de agua al rebajar a más de la mitad la presión, del 8 al 3,4 kilos metro cúbico, en el casco urbano. Según ha explicado la concejala de Medio Ambiente, María Iglesias, este viernes se reunirán en Vigo los 14 Concellos de la cuenca sur con Augas de Galicia, en donde se explicará la situación actual de la sequía y las medidas a seguir.

Predicción para este miércoles:

Galicia se encontrará durante esta jornada en la influencia de una borrasca localizada al sur de Irlanda, que enviará un frente frío durante la tarde.

Por lo tanto, durante la mañana los cielos estarán más nublados en la mitad oeste y poco nublados o despejados en el este. A partir del mediodía los cielos se irán cubriendo y llegarán las lluvias que serán más intensas en el oeste de la provincia de Coruña y norte de la provincia de Pontevedra.

Las temperaturas mínimas experimentarán un moderado ascenso mientras que las máximas quedarán sin cambios o con ligeros descensos. Los vientos soplarán fuertes de componente sur, con intervalos muy fuertes en el litoral y puntos elevados del interior.

La estación meteorológica Castro Vicaludo de Oia ha registrado, a las 9:00 horas de esta mañana, una ráfaga de viento de 82 km/h, mientras que la boya de Cabo Silleiro anotó una altura de ola de 3,2 metros a las 8:00 horas de hoy.