La Axencia Galega da Calidade Alimentaria (Agacal), dependiente de la Consellería de Medio Rural, ha finalizado la construcción de un invernadero en el Colegio Rural Agrupado (CRA) de Tomiño.

Se trata de una instalación de 24 metros cuadrados de un atractivo diseño en forma de capilla de policarbonato rígido de gran duración que se trató de integrar en el medio educativo como un elemento más de formación y ocio. En él, los alumnos van a desarrollar prácticas relacionadas con el medio agrario y más concretamente con la producción ecológica.

La Xunta consideró que este centro educativo, por su situación en medio rural, era idóneo para tratar de introducir en el entorno escolar elementos vinculados a la actividad agraria. El objetivo es que los niños puedan llevar al centro escolar los conocimientos adquiridos en las actividades de la huerta familiar y al revés, que lo aprendido en el colegio se introduzca en las prácticas agrarias de las familias, ya sean profesionales de la agricultura o no.

La producción ecológica es una eficaz herramienta de desarrollo económico en el rural y mediante este tipo de instalaciones el alumnado puede tomar contacto con sistemas de producción libres de residuos y que empleen sólo fertilizantes orgánicos. De este modo, pueden interiorizar ya desde pequeños esta forma de producir alimentos sanos y seguros, que va a tener en los próximos años una gran demanda por las personas consumidoras y una gran aceptación social por el respeto al ambiente que lleva consigo.

Para el desarrollo de este proyecto, la Agacal va a contar con la colaboración del Consello Regulador da Agricultura Ecolóxica de Galicia (Craega), que acaba de desarrollar contenidos educativos específicos para cada grupo de edad escolar y que se van a distribuir de manera generalizada en las escuelas acogidas al plan «Proxecta”. Asimismo, se llevará a cabo un seguimiento individualizado de cada invernadero en las primeras fases de puesta en marcha del proyecto.