ALFREDO

Efectivos del GES de O Val Miñor y O Baixo Miño, han sofocado esta tarde un aparatoso incendio que se declaró en una caldera de gasoil de una vivienda de Amados, Peitieiros (Gondomar).

Fue la dueña de la casa quien al filo de las 16:47 horas de este miércoles daba la voz de alarma al ver salir humo del bajo del inmueble. A pesar de la rápida actuación de los bomberos del GES que evitó que el incendio se propagase al resto de la vivienda, el fuego calcinó la caldera, varios electrodomésticos y diferentes enseres.

No hubo que lamentar daños personales, a pesar de que en el momento del incendio se encontraban en la vivienda cinco personas, dos adultos y tres menores. “Queremos dar las gracias a los bomberos del GES que tardaron sólo ocho minutos en llegar y apagaron el fuego muy rápido. También queremos agradecer a los Bombeiros do Baixo Miño, a la Policía Local y la Guardia Civil de Gondomar su colaboración”, comentó Melisa, la dueña de la casa.