accidente de caballo en Oia
FOTO BANDALLO // El vehículo después de atropellar a los caballos salvajes en Oia.

Los percances se repiten año tras año. La presencia de animales sueltos en la calzada ha provocado en los últimos años numerosos accidentes de circulación en las carreteras de las comarcas de O Val Miñor y O Baixo Miño.

Suelen no causar heridos de gravedad, aunque sí suelen provocar importantísimos daños materiales a los vehículos implicados.

Ayer varios conductores alertaron al 112 sobre la presencia de caballos salvajes en el vial que une A Guarda con Goián.

El último accidente registrado fue antes de ayer, por culpa de varios caballos salvajes que se encontraban en la calzada que une O Rosal con el municipio de A Guarda, a la altura de Auto Electricidad Rubio (A Guarda). Un vehículo no ha podido evitar arrollar a un caballo sobre las 23:45 horas. Afortunadamente el suceso se saldó sin heridos.

Uno de los últimos y más graves incidentes tuvo lugar en la madrugada del 14 de noviembre de 2015. Dos caballos, un potro y una yegua, fallecieron al ser atropellados por un vehículo en Oia. El suceso se produjo en la carretera PO-552 que une A Guarda con Oia, a la altura del kilómetro 38, cuando un vehículo que circulaba en sentido Baiona por la citada carretera no se percató de una manada de caballos que caminaban por la calzada y terminó arrollándolos. Por suerte el conductor del vehículo, de unos 65 años y vecino de Oia, salió ileso.

Los jabalíes también provocan numerosos accidentes

Los jabalíes también provocan numerosos accidentes en las carreteras de las comarcas de O Val Miñor y O Baixo Miño.

El último accidente que hemos registrado en Telemariñas ocurrió el pasado día 8 de mayo sobre las 21:10 horas. Los ocupantes de un turismo se llevaron un gran susto al sufrir un accidente con un jabalí. Un vehículo no pudo evitar colisionar contra un jabalí que se encontraba en la calzada, a la altura del kilómetro 1 de la AG-57. El turismo acababa de entrar en la autopista en Baredo (Baiona). No hubo que lamentar daños personales, sólo daños materiales y la muerte del animal. Al lugar acudió una patrulla de la Guardia Civil de Baiona y Tráfico.

RUBENS //
RUBENS //  El jabalí en el lugar de los hechos, en el kilómetro 1 de la AG-57.

Otro de los accidentes con al menos un jabalí implicado se produjo el pasado 19 de noviembre de 2015 sobre las 18:00 horas. Un vehículo no pudo evitar colisionar contra un jabalí que se encontraba en la calzada, en el alto de Couso pero ya en el término municipal de Tomiño. No hubo que lamentar daños personales, sólo daños materiales y la muerte del animal. Al lugar se han desplazado Protección Civil de Tomiño, Guardia Civil de Tráfico y la Policía Local de Tomiño.

Accidente con jabalí en Tomiño
FOTO RUBENS // El jabalí falleció en el acto.

Aunque ese no fue el único en Tomiño. El 30 de octubre de 2015, sobre las 22:15 horas, otro vehículo no pudo evitar colisionar contra un jabalí que se encontraba en la calzada. Tras el impacto, otro turismo que lo precedía colisionó por alcance y la conductora resultó herida. Se trata de una vecina de O Porriño de unos 40 años que fue trasladada en una ambulancia al Centro Médico El Castro (Perpetuo Socorro) en estado leve. Por otro lado, en el otro vehículo nadie resultó herido en el accidente. Finalmente, el animal falleció en el lugar de los hechos.

Accidente jabalí en Goián
FOTO RUBENS // Imagen del jabalí en Goián.