Los Castros dan la bienvenida al visitante a la villa de A Guarda
La rotonda de San Roque con los Castros en su interior

Una recreación de las viviendas castreñas representativas del yacimiento arqueológico del Monte Santa Trega da ya la bienvenida a los vecinos y visitantes que se acercan hasta A Guarda por alguna de las carreteras que finalizan en la rotonda de San Roque.ue

El asentamiento se acompaña del colorido nombre de A Guarda, en alusión a otro de los emblemas más representativos y conocidos de la villa marinera: la característica paleta de colores de las casas de la fachada marítima del puerto guardés.

Las letras del nombre del municipio, a su vez, se levantan sobre una base de graba azul en referencia al río y el mar que rodean el municipio. En los próximos días se completará la actuación con la plantación de algunos árboles de bajo porte y el crecimiento del césped, este último ya sembrado.

La obra, promovida por el Concello de A Guarda, cuenta con la financiación de la Diputación de Pontevedra al amparo del Plan Concellos 2017, con una inversión total de 28.981,11euros.