ALFREDO

El paso de la tormenta ‘Filomena’ a principios de este año 2021, dejó en evidencia una vez más la insolidaridad y la crueldad del mercado eléctrico español experimentando, dentro de una situación crítica, una de las mayores subidas en el precio da luz de los últimos tiempos. En plena ola de frío invernal, los precios alcanzaron picos de hasta 94,99 euros por MWh afectando a unos 11 millones de personas, acogidos estos a la tarifa regulada o Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC).

“Estos vaivenes de los precios, nada aleatorios, responden, en parte, a la liberalización del sector eléctrico por parte del Gobierno de Aznar en 1997 donde se consolidó un mercado eléctrico en el que los consumidores no pagan por la electricidad un precio relacionado con su coste real, si no que este es el resultado de prácticas derivadas de un sistema con una notable opacidad”, señalan desde Podemos.

Cabe destacar que los beneficios del sector eléctrico en España crecen a un ritmo 35 veces superior al aumento del consumo de electricidad donde, Endesa, Iberdrola y Naturgy, que copan más de un 80% del mercado español, elevaron sus beneficios en 2018 hasta los 5.770 millones de euros”, aseguran.

El acuerdo de Gobierno de coalición alcanzado el pasado 30 de diciembre de 2019 recoge en el punto 3.2, en el marco del Plan nacional integrado de energía y clima, la reforma del mercado eléctrico y la bajada de la factura, y, aunque ya se dieron pasos encaminados a esto, como el fuerte impulso a las energías renovables o la creación del Fondo Nacional para la Sostenibilidad del Sistema Eléctrico, “la coalición debe seguir llevando a cabo reformas del mercado energético que corrijan las anomalías y que eviten la situación que experimentamos en plena ola de frío”, matizan.

Por todo el expuesto, los Círculos de Podemos en O Val Miñor solicitan a los Concellos miñoranos las siguientes peticiones:

  • Instar al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico a impulsar la reforma del mercado eléctrico para acabar con los “beneficios caídos del cielo” que reciben en el mercado mayorista determinadas tecnologías por el propio funcionamiento del mercado.
  • Instar a apoyar la creación de una empresa pública de energía para evitar el acaparamiento de las grandes compañías energéticas en la generación, distribución y comercialización de electricidad y favorezca a la competencia en un sector de oligopolio, para contribuir a los objetivos de reformar y democratizar el mercado eléctrico, siendo además un instrumento útil que ayude a bajar los precios de la luz y garantizar precios asequibles para el conjunto de la población.
  • Y, del mismo modo, apoyar el desarrollo de energías renovables en un marco de protección ambiental, económica y social, siguiendo una verdadera estrategia de transición justa.