A lo largo de esta segunda quincena de octubre, los alumnos de 5º de primaria de los diferentes centros educativos de Baiona, estarán disfrutando junto al poeta y educador David Fernández Rivera del proxecto Caligrama 2000, un taller de poesía visual desarrollado por el artista y que ya ha visitado multitud de aulas, tanto a nivel nacional como internacional.

Los primeros colegios de Baiona en vivir esta experiencia han sido el CEP de Sabarís y el CPI de Covaterreña. La próxima semana será el turno del CEIP de Belesar, así como del CEIP de Fontes. Esta actividad está impulsada desde la Concejalía de Educación, dentro del programa de Dinamización da Lingua, y que cuenta con el apoyo de la Diputación de Pontevedra.

Este taller busca convertir el aula en un vehículo hacia las diversas entrañas y paisajes de las infinitas corrientes de la poesía visual. Esta manifestación lírica, quizás menos conocida que la tradicional, pero exactamente igual de importante y trascendente, muchas veces encuentra en los niños a su mejor público; puesto que, si algo es necesario para disfrutar de todo lo que nos ofrece esta visión de la poesía, es la imaginación, un atributo que los infantes tienen a flor de piel.

Asimismo, el Proxecto Seara de versos. Caligrama 2000, no solo valora el hecho de que los más pequeños se acerquen a este género, es más, se aprovecha de esta circunstancia para que el alumnado desarrolle aspectos tan importantes como las relaciones inter e intrapersonales, la capacidad de expresión, la interpretación del mundo que les rodea o la comprensión del arte y la cultura como algo intrínseco a sus vidas.

Esta iniciativa sorprende y seguirá sorprendiendo, puesto que en ningún momento David Fernández Rivera ofrece poesía adaptada a la infancia, sino que se basa en la realidad, muchas veces pasada por alto, de que los niños tienen tanta o más capacidad que los adultos para asombrarse o soñar desde y a través del arte. Dicho esto, no es extraño que los estudiantes reciban con entusiasmo obras de poetas como Joan Brossa o Apollinaire, por mencionar algunos de los autores que se trabajan en esta dinámica.

En la parte de la actividad dedicada al poema visual junto con el caligrama el alumnado no dudó en dar rienda suelta a su creatividad. La temática era libre y cada uno podía utilizar su momento para expresar sus sentimientos. Apenas cuatro días después de los incendios que azotaron Baiona los niños y niñas de los colegios baioneses hicieron su particular homenaje a la naturaleza del municipio y mostraron su amor por el entorno medioambiental que los rodea.

Una oda a sus árboles, a su color verde … a esos elementos que tristemente el pasado domingo sufrieron las consecuencias de los devastadores fuegos que dejaron en el camino la esencia de los montes baioneses.