Este sábado daba comienzo la segunda vuelta de la Liga Guerreras Iberdrola. El Pabellón de la Arena acogía un nuevo enfrentamiento entre el Motive.Co Gijón y el Conservas Orbe Rubensa Bm Porriño. En el partido de la ida, las asturianas se impusieron por la mínima en tierras gallegas(26-27). Por eso, el equipo de Isma Martínez buscaba recuperar las sensaciones del último cara a cara.

El conjunto gallego dio inicio al partido con Malena Valles dirigiendo desde el centro en el primer ataque y que acabaría parando la portera gijonesa, Lucía Alonso. Por su parte, el equipo local tuvo una rápida respuesta con la que Paula Valdivia abriría el marcador.

La defensa del Conservas Orbe Rubensa estaba siendo muy intensa en la zona central con Inés Hernández siendo el eje defensivo. No tardaría el equipo porriñés en recuperar sensaciones en el ámbito ofensivo con goles de Valles y Santomé. Así llegó el minuto cinco y el marcador estaba a favor del Conservas Orbe Rubensa con un 2-3.

Zarco pondría el empate en el electrónico entrado el minuto siete (3-3). El equipo gallego estaba teniendo problemas para atacar la defensa local que estaba ejecutando muy bien las disuasiones. Sin embargo, el Motive.Co también estaba cometiendo ciertos errores en ataque con especial dificultad a la hora de transformar sus lanzamientos.

Consumidos ya los primeros quince minutos, se estaba viendo un continúo tira y afloja, pero en el que el Motive.Co Gijón estaba sabiendo llevar el partido a su terreno (7-6). No tardaría Casasola con una penetración entre la defensa rival volver a instaurar la igualdad.

La defensa 6:0 del Conservas Orbe Rubensa fue bajando la intensidad con el paso de los minutos y en cuanto a su papel en ataque no pasaba por su mejor momento. Así, a falta de 10 minutos para que terminase la primera parte, el equipo local continuaba mandado en el electrónico con un 9-7 y Valdivia pondría el más tres unos segundos después.

En el minuto 23:59 y con el marcador en contra de las porriñesas (11-8), Ismael Martínez pidió el primer tiempo muerto del partido, pero la jugada planteada no tuvo su efecto. Tras el gol desde la línea de penalti de Paula Valdivia, Sarai Samartín rompería la sequía goleadora de su equipo. En la recta final de esta primera parte, el Conservas Orbe Rubensa buscó recortar distancias. Llegó el descanso y el resultado continuaba a favor del equipo gijonés con un 14-11.

El segundo tiempo dio inicio con un Conservas Orbe Rubensa en inferioridad, tras la exclusión en los últimos segundos de la primera parte de Caro Bono. A pesar de ello, las porriñesas entraron totalmente activas. Sin embargo, el ataque gallego continuaba teniendo problemas de efectividad y por ello, no daban recortado la diferencia de tres goles que les separaba.

Transcurridos los 10 primeros minutos, el equipo local continuaba con el resultado a su favor (17-14). Un minuto después se instauraría la diferencia de cinco goles -la máxima del encuentro- entre el equipo local y las porriñesas.

Entrados en el último cuarto y tras el gol desde los siete metros de Casasola, el Conservas Orbe Rubensa continuaba por debajo en el marcador (19-15). La portería de las gijonesas estaba desempeñando un gran papel para mantener la diferencia a su favor.

En el minuto 19:43 con un 20-16 en el resultado, Martínez volvió a pedir tiempo muerto. Tras él, las porriñesas probarían suerte con siete atacantes, pero tuvo la efectividad esperada. En la recta final del encuentro y con tan solo cinco minutos por delante, el Conservas Orbe Rubensa se encontraba cinco goles por debajo (22-17), tras el gol de Novovic desde el penalti.

Paulina Buforn y Prelchi recortarían distancias. Ante ello, la intensidad defensiva del equipo gallego aumentó con un 5:1 con Santomé en el avanzado. Los ataques gallegos estaban siendo rápidos y su defensa avanzada ante un Gijón que estaba sabiendo jugar bien con los tiempos.  Sin embargo, no fue suficiente para obtener la victoria y el resultado quedaría con un 24-21 a favor del equipo asturiano.