ALFREDO

Como cada cinco de enero, Baiona celebró la Cabalgata de Reyes, este año con todas las medidas sanitarias anticovid marcadas por Sanidade.

Así, a las seis de la tarde, la comitiva Real partió del puente románico de A Ramallosa escoltada por la Policía Local de Baiona y Protección Civil de O Val Miñor. Encabezaba la marcha la rondalla Helios de Bembrive y los grupos de animación Festa Escénica y Spirit.

Las tres carrozas de los tres Reyes Magos, iluminadas con miles de bombillas led, fueron la atención de los más pequeños ilusionados al ver a Melchor, Gaspar y Baltasar, que este año no tiraron caramelos. La Cabalgata finalizó en el parque de A Palma, donde se disolvió para evitar aglomeraciones.

« de 8 »