La atención a las personas mayores, pero también la población escolar, así como a todas aquellas personas en situación de vulnerabilidad ha centrado el trabajo de los Servicios Sociales Comunitarios de Tui desde el inicio del Estado de Alarma el pasado 14 de marzo. Más allá de otras actuaciones realizadas con el apoyo a las residencias, a los programas de ayuda en el hogar, a los programas para proporcionar alimentos o atender a los sin techo, se ha establecido también una estrecha colaboración con la Asociación de Párkinson del Baixo Miño y la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzhéimer, AFAGA, Cruz Roja y con los centros escolares.

Así, por una parte, hacer un seguimiento y mantener en activo las personas que participan en distintos programas fue el objetivo de la colaboración establecida con la Asociación de Párkinson del Baixo Miño y la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzhéimer, AFAGA.

En concreto, con la asociación de Párkinson y el Centro Sociocomunitario se colabora en el reparto de los cuadernos con ejercicios de estimulación cognitiva. La asociación los elabora semanalmente y desde los Servicios Sociales, con el apoyo de la Policía Local y Protección Civil, se hacen llegar a todas las personas mayores del ayuntamiento que lo solicitan.

El Concello de Tui y AFAGA pusieron en marcha en las parroquias tudenses el programa Cultiva la Mente, en el que estaban participando 82 personas. Con el inicio del confinamiento se puso en marcha un seguimiento semanal de estos vecinos y se estableció, además, un sistema de colores para un control más idóneo, de tal manera que, en función del color se estableció el período de tiempo para realizar el seguimiento.

Así, las personas en riesgo se les asignó el código rojo, y eran contactadas en un período de entre 3 y 5 días. El código naranja se estableció para personas que precisan apoyo y seguimiento, contactando con las mismas en un período de 5 a 10 días. Por último, entre 10 y 15 días se estableció contacto con las personas con código verde que presenta un buen estado. Semanalmente se hace balance de la situación de estos usuarios del programa y se informa si alguna persona necesita atención inmediata.

Por otra parte, desde los Servicios Sociales se ha colaborado con los centros educativos en la impresión de las materias didácticas para que los menores de quince familias puedan realizar las tareas escolares. Se lleva a cabo el reparto de este material o bien son las familias las que se acercan a recogerlo.

También con el objetivo de que el alumnado más vulnerable pueda seguir las tareas escolares durante estas semanas, desde casa se ha solicitado la colaboración de la Cruz Roja. A través del programa para la fractura de la brecha tecnológica se proporcionaron a 13 familias tablets con tarjeta sim y datos para que se puedan conectar a internet y seguir así las tareas indicadas desde cada centro educativo.

Otra de las actuaciones llevadas a cabo por los Servicios Sociales de Tui, sobre todo durante el confinamiento y debido a la atención telemática de las administraciones, fue la de realizar las acciones de emergencia relacionadas con los propios recursos y servicios de los servicios sociales municipales, provinciales o autonómicos. Así, colaboraron en la solicitud de documentación y aportación de la misma a ONG para el acceso al banco de alimentos, a roperos, también a plataformas de servicios públicos como el SEPE, la atención psicológica del 112, o de trámites ante las oficinas del padrón en otros ayuntamientos.