El pasado jueves, 24 de septiembre, se celebró en Tomiño el Pleno ordinario en el que las socialistas “lamentamos o retraso na convocatoria que provocou que decairan mocións presentadas o que, na nosa opinión, perxudica a calidade democrática do Concello”, señalan desde el PSOE.

Las socialistas votaron a favor de los puntos llevados en la orden del día, proponiendo en la aprobación de los festivos locales, la realización de una consulta entre el vecindario para el próximo año, favoreciendo de este modo la participación vecinal.

La concejala Mirta Misa defendió una moción presentada por registro el 5 de agosto, sobre la revisión del protocolo frente al COVID 19 en los centros educativos. Ao ter pasado tanto tempo e estar desactualizada, as socialistas a retiramos da Comisión, consensuando co BNG para adaptala e presentala por urxencia no Pleno. A sorpresa foi maiúscula cando chegado o momento o BNG presentou outra de carácter máis xenérica, absténdose na do PSdeG-PSOE. Deste xeito é o consenso que o goberno nacionalista práctica”, afirma la concejala socialista.

Las socialistas hicieron preguntas sobre el comercio, la no ordenanza de las terrazas, por el “abandono” de la casi totalidad de marquesinas y la falta de desinfección de las mismas. Exigieron también información sobre los parques infantiles que se mantiene cerrados “pero se siguen usando sin ningunha medida de seguridade nin desinfección que establece a normativa..

En el capítulo de obras, a la pregunta de por qué la obra de remodelación de la plaza de Goián lleva un año adjudicada sin comenzar las obras, respondió el portavoz nacionalista que la causa es la pandemia que estamos sufriendo, argumento la concejala socialista que “non cremos pois a de Figueiró foi comenzada en pleno confinamento, o que demostra que esa non é a causa da demora. Na citada obra de Figueiró, que xa excede o período de execución, a causa parece que tamén é a pandemia que causa problemas no transporte das luminarias..”

Con respeto a la sanidad, la portavoz Violeta de Santiago, puso en el centro del debate la “situación caótica e incluso crítica” en el que se encuentra el Centro de Salud, agravada por el cierre del Consultorio de Goián “voltamos a poñer enriba da mesa unha solución factible, razoable e que acada un amplo consenso na veciñanza, que é reubicar o Consultorio na casa do Sacana, recen adquirida polo Concello. Á responsabilidade é absoluta da Consellería, pero si o goberno municipal baixa os brazos neste asunto, será cómplice do que aconteza”.

Por último, propusieron una batería de medidas para intentar paliar el hartazgo y crispación actuales, como instar a solicitar reuniones con el Conselleiro, pois por WhatsApp non nos parece a vía acertada, esixir inspeccións para coñecer si se están dando casos de malas praxis, para que se tomen as medidas oportunas de ser así, impulsar plataformas para canalizar as queixas, reclamacións e demandas das usuarias/os do Centro Médico, promover mobilizacións veciñais para esixir unha sanidade pública de calidade para os tomiñesxs ata que nos escoiten…”

Tendemos as nosas mans, conten con nós para levar adiante todo o proposto a carón da veciñanza”, es la oferta que hizo Violeta de Santiago quien espera que el gobierno recoja el guante.