El alcalde de Gondomar, Paco Ferreira, el de Baiona, Carlos Gómez y el de Nigrán, Juan González, mantuvieron esta jueves un encuentro de trabajo donde estudiaron la posibilidad de presentar conjuntamente, desde la Mancomunidad del Val Miñor, alegaciones al nuevo Plan de Transporte de la Xunta de Galicia para lograr una comarca mejor comunicada entre sus concellos.

Reconocen los tres regidores que es importante no sólo centrarse en la comunicación entre parroquias de cada Concello, sino que hay que ir más allá logrando que las tres localidades de la comarca estén perfectamente comunicadas entre sí, así como con otros municipios del entorno.

Además de los intereses comunes se recogerán las peticiones concretas de cada municipio. De esta forma, Ferreira, recuerda que exigirá al gobierno gallego la incorporación del municipio en el itinerario de acceso a la Universidad de Vigo, así como al hospital Álvaro Cunqueiro o a la propia ciudad de Vigo, tal y como se contempla ya para municipios de A Guarda, Baiona o Nigrán.

“Es inexplicable e inaceptable que un autobús que viene de A Guarda y Baiona, llegue hasta Nigrán centro para después acceder a la autopista obviando al municipio de Gondomar, donde también hay vecinos que quieren desplazarse hasta el Álvaro Cunqueiro o estudiantes que necesitan llegar al CUVI”, señala el regidor gondomareño, quien entiende que “no podemos seguir admitiendo esta discriminación

También apunta que el gobierno gallego tiene “una oportunidad histórica” para corregir una situación difícil de comprender, como es el hecho de que los viajeros que proceden de Vigo tengan que apearse en Mañufe y no en la estación de autobuses de Gondomar. Confía en que “no se repitan los mismos errores cometidos hasta ahora porque de ser así nos tendrán enfrente, con el alcalde a la cabeza, hasta que den de una vez por todas una solución real a nuestras demandas”.