María Castro celebra el día previo a su boda con una plantación de Carballos en la Virgen de la Roca
ALFREDO

Un día antes de su boda en el Parador de Baiona, una emocionada María Castro y su futuro marido, José Manuel Villalba, han aportado su granito de arena para que el monte devastado por el fuego el pasado mes de octubre vuelva a ser verde con la plantación de 100 “Carballos”.

Así, vecinos de Baiona, miembros del Juan María de Nigrán e invitados a la boda, azada en mano y a propuesta de la actriz, plantaron los cien árboles autóctonos a los pies del monumento de la Virgen de la Roca.

“Quisimos emular la contribución de los vecinos de Baiona el año pasado que colaboraron en la extinción de los incendios y así evitar que todo esto se repita”, indicó la actriz viguesa.

Castro eligió este lugar de Baiona porque de pequeña jugaba con sus amigos a la pelota. “De pequeña venía mucho a jugar aquí y cuando vi por televisión todo esto devastado por el fuego sufrí mucho, por eso decidimos reforestar el monte”.

María Castro celebra el día previo a su boda con una plantación de Carballos en la Virgen de la Roca
ALFREDO